Aunque el triunfo en Wembley invitaba a tocar lo menos posible, Luis Enrique introdujo cambios importantes en la selección española para enfrentarse a Croacia. El nuevo técnico quería ver a más futbolistas e introdujo tres novedades: Marco Asensio más dos debutantes, José Luis Gayà y Dani Ceballos.

Ceballos fue una de las grandes sorpresas en la primera lista del nuevo seleccionador. Quizá el nombre más inesperado de los 24. Está comenzando su segunda temporada en el Real Madrid y en la primera fue uno de los jugadores a los que menos minutos dio Zinedine Zidane. Hasta el punto de que, según reveló el propio jugador hace unos días, tuvo que contratar un entrenador personal para mantener la forma.

En esta segunda campaña, Julen Lopetegui le está dando más carrete. Se empezó a ver ya en la pretemporada y luego ha tenido continuidad en la Supercopa de Europa y el inicio de Liga. De las tres jornadas disputadas, Ceballos ha intervenido en dos. Aún así, su convocatoria por primera vez con la Selección absoluta causó sorpresa.

"Es un jugador especial"

Luis Enrique ha dejado claro que no dejará de convocar a un futbolista que no sea titular en su club si considera que puede encajar en sus planes. Y Ceballos encaja. “Es un jugador de los que no hay en el fútbol", el seleccionador dijo tras la goleada (6-0) a Croacia, en la que el futbolista andaluz funcionó de maravilla: “Lo he visto infinidad de veces en la Sub 21 y ha hecho lo mismo el día de su debut en la absoluta. Eso está al alcance de muy pocos jugadores”.

"Es un jugador diferente, especial", prosiguió Luis Enrique; "no pierde balones, aguanta la presión, da últimos pases, gran derroche físico..." El seleccionador se refirió además a su trabajo defensivo sobre Luka Modric, al que consiguió "aburrir". El croata, precisamente, es el mejor ejemplo de lo caro que está un puesto en el centro del campo del Real Madrid. Quizá no había mejor forma para que Ceballos pidiera paso a Lopetegui.