Alexis Sánchez, Dani Alves y Neymar
Alexis Sánchez, Dani Alves y  Neymar, en un entrenamiento del Barcelona en la ciudad condal. EFE

Los defensas Carles Puyol y Dani Alves se han caído de la lista del FC Barcelona para el partido del domingo contra el Athletic Club en San Mamés, mientras que ha entrado Adriano Correia, ha informado el club catalán.

El defensa central Carles Puyol sufrió ayer un golpe en la rodilla derecha en el entrenamiento y es baja "por precaución" para Bilbao, mientras que Dani Alves se ha retirado este sábado de la sesión en la Ciudad Deportiva por molestias en el sóleo de la pierna derecha, y también estará ausente en la cita contra el rival vasco.

Otra baja, además de las de Messi, Valdés y Alba, es la de Cristian Tello, con un esguince en el ligamento lateral externo del tobillo derecho.

La buena noticia para los azulgrana es que el técnico Gerardo Martino recupera a uno de sus laterales, Adriano Correia, quien hoy ha recibido el alta médica.

Esta es la lista de convocados del FC Barcelona, en la que también aparece el chileno Alexis Sánchez, ausente en el último partido (Ajax) por sanción: Pinto, Olazábal, Montoya, Piqué, Fàbregas, Xavi, Pedro, Iniesta, Alexis, Neymar, Mascherano, Bartra, Busuets, Adriano, Song, Sergi Roberto, Patric y Adama.

Martino espera una reacción

El entrenador del FC Barcelona, Gerardo Martino, ha desdramatizado la derrota del martes en Amsterdam, hasta el punto de que no le importaría firmar un documento en el que se le garantizase perder sólo un partido en los veinte siguientes.

A pesar de esta posición, el preparador del Barcelona ha reconocido ante los medios en la Ciudad Deportiva del FC Barcelona que espera una reacción de sus jugadores en San Mamés, para no dar la impresión de que la situación se convierta en una tendencia de mal juego y peores resultados.

"Una reacción se espera cuando algo no ha ido bien. Yo quiero que se juegue distinto de lo que se jugó el martes, y esto implica a todos los jugadores, experimentados o no. No hubo responsables, ni tampoco cuando van bien las cosas o van mal".

El entrenador ha desvelado que después del tropiezo en Amsterdam (2-1) el diálogo se ha impuesto en el vestuario azulgrana. "Se ha hablado de fútbol con el grupo. Hemos tratado asuntos futbolísticos, que han sido los que nos han dañado. Nos faltó intensidad, respecto a la que mostró el Ajax, que jugaba por una necesidad. Hemos hablado demasiado entre nosotros. También hablados cuando ganados. Se han tratado los errores", ha dicho.