Laporta
Joan Laporta (2i) y Johan Cruyff en una imagen de archivo. J.C.Hidalgo
El ex entrenador del Barcelona, Johan Cruyfff, asegura en su habitual columna de los lunes en El Periódico de Catalunya que la suplencia del brasileño Ronaldinho , que inició el partido de Montjuïc (1-1) desde el banquillo, es una decisión
"buena para él y para el equipo" en la medida en la que utilizarle como revulsivo sirve para "proteger" a ambos.

Ronaldinho no está bien y es mejor que salga unos minutos al final para que haga algo

El holandés apuesta por "dosificar para mejorar" en el caso de Ronaldinho. "Actuando de esta manera con Ronaldinho, le proteges a él y al equipo. Si no está bien, que no lo está, ¿qué haces? ¿Le dejas jugar los 90 minutos para que todo el mundo vea que no está bien y así le maten? ¿O le haces salir un rato, unos minutos, al final, para que haga algo y te ayude a ganar el partido?", se pregunta Cruyff.

"Si quieres sacar el máximo rendimiento de alguien que físicamente no está bien, lo mejor es no dejarlo empezar, sino darle salida cuando el rival está menos entero", explica Cruyff, "porque ante un rival desgastado siempre tendrás más posibilidades de sacar alguna ventaja".

Elogios a Henry

También celebra Cruyff el hecho de que el francés Thierry Henry haya decidido tomarse dos semanas para recuperarse totalmente de la discopatía vertebral que le provoca el dolor lumbar que le ha apartado de los dos últimos encuentros.

A Henry le criticaban y estaba dando más de lo que podía

"Aplaudo a este futbolista en la actividad y en la inactividad", proclama. Cuando juega, Cruyff alaba su "mentalidad para de ayudar al equipo jugando con dolor" y cuando no lo hace, "por haber aguantado y parado, pensando nuevamente en el equipo".

"Se detiene justo cuando sabe que volverá Eto'o. Es como si le diera el relevo. Le criticaban y estaba dando más de lo que podía. Otro se habría bajado del barco mucho antes", subraya Cruyff.