Fernando Alonso vence en Corea y se sitúa al frente del Mundial de Fórmula 1

El piloto asturiano de Ferrari, Fernando Alonso.
El piloto asturiano de Ferrari, Fernando Alonso.
EFE

El Gran Premio de Corea del Sur no pasó inadvertido, como era de esperar, y ha podido ser decisivo para las aspiraciones de Fernando Alonso en el Mundial de Fórmula 1, después de alzarse con el triunfo tras el abandono de los dos Red Bull (Webber por accidente y Vettel por problemas mecánicos) y situarse como líder del campeonato de pilotos (231 puntos).

Hamilton (McLaren) concluyó segundo, el compañero de equipo de Alonso, Felipe Massa (Ferrari), tercero y Michael Schumacher (Mercedes) fue cuarto. Por su parte, el español Jaime Alguersuari realizó una buena carrera y a punto estuvo de puntuar al concluir undécimo, después de salir en decimoquinta posición.

La lluvia fue la protagonista indiscutible de este domingo en Corea, ya que las malas condiciones de drenaje del circuito de Yeongam obligaron a retrasar la salida 10 minutos y, al 'safety car', a lanzarla posteriormente.

La escasa visibilidad por el agua fue excusa suficiente para detener la carrera en la vuelta 4, durante algo más de una hora, y demostrar una vez más el pésimo estado de un circuito en obras. Pasó el tiempo y, por fin, se acabó el goteo, volvió a salir el coche de seguridad y la salida terminó dándose en la vuelta 18, con todos los coches en fila india.

Webber cambia los planes

La acción comenzaría en la primera vuelta liberada, con el adelantamiento de Nico Rosberg sobre Lewis Hamilton al final de una de las rectas del circuito. Por entonces, Fernando Alonso marchaba tercero manteniendo algo de desventaja con los dos Red Bull.

Sospresa para todos cuando, una vuelta después, el festival de despropósitos en el equipo líder del Mundial daba comienzo. Webber se estrellaba con uno de los muros tras pisar la hierba húmeda de Yeongam, mientras marchaba segundo, y el impacto desplazaba el coche al centro de la pista. Rosberg ni lo vio venir. Ambos, fuera.

El 'mazazo' al primer piloto de la clasificación general situaba a Alonso en segunda posición, tras la estela de Sebastian Vettel, aunque Hamilton presionaba con el paso de las vueltas.

Buemi volvería a 'animar' la carrera con un nuevo accidente y Hamilton y Massa aprovecharían a poner neumáticos intermedios, una maniobra que casi todos los pilotos pondrían en práctica en la vuelta 32 (Vettel y Alonso un giro después).

Hamilton avisó a Alonso

Esa parada en boxes no benefició al bicampeón del mundo, ya que un problema en una de las tuercas en su rueda delantera derecha, le obligó a perder más tiempo de lo habitual y Hamilton pudo superarle. Aún así, el paso por la tercera posición no se prolongó demasiado, pues el británico de McLaren cometió un error tres vueltas después, en una curva (se pasó de frenada), y Alonso recuperaría la posición.

Ahora sí el asturiano pasaba al ataque y la recompensa llevaría con una buena dosis de mala suerte sobre el equipo Red Bull, cuando Vettel perdía velocidad paulatinamente, se veía superado por el español y acababa apagando el fuego de su monoplaza en plena recta de meta. Rompió el motor. Era la vuelta 46 y el flecha roja ya mandaba en la carrera y en el Mundial.

La situación se mantuvo en los giros restantes y Fernando Alonso sumó su quinta victoria de la temporada, la primera en mojado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento