Alberto Contador
Alberto Contador. (EFE)
Alberto Contador, principal favorito a la victoria final en la Vuelta a España, ha asegurado hoy que acomete la carrera que comienza mañana en Granada con la tranquilidad de haber logrado importantes victorias en lo que va de año y de tener a su lado a corredores del nivel Andreas Kloden y Levi Leipheimer, que ya saben lo que es lograr un podio en el Tour de Francia.


"Vengo con los deberes hechos"
, ha dicho el jefe de filas del Astaná, en referencia a sus destacados triunfos que ha obtenido a lo largo del año -Vuelta a Castilla y León, Vuelta al País Vasco y el Giro de Italia- y a su buena actuación en la contra reloj olímpica en Pekín 2008, en la que fue cuarto.

Astaná piensa en mí, pero es inteligente, y también confía en Kloden y Leipheimer"

En la rueda de prensa previa a la carrera española, Contador ha avanzado las intenciones de su equipo con la potente formación que presentará en la salida. "En principio, la baza a jugar es la mía, pero también hay otros dos corredores que nos van a dar una tranquilidad enorme. El equipo es inteligente y, aunque piensa en mí, también tiene otros dos corredores en los que tiene confianza y que van a aprovechar sus oportunidades", ha adelantado.

Contador ha admitido que "el duelo" entre él y Sastre, los dos últimos vencedores del Tour de Francia, "es bueno para la carrera", pero no tanto para "los intereses" de ambos corredores. En ese sentido, ha confesado que "cada uno intenta quitarse la presión de la manera que puede".

Asimismo, cree que "no hay que olvidarse" de cara al triunfo final de Alejandro Valverde, "que ya sabe lo que es ser segundo en la Vuelta, a poco del primero", y que, además, en el pasado Tour "solo tuvo un día malo en el Tourmalet"; y "a Damiano Cunego, que ya sabe lo que es ganar el Giro".

Lista de candidatos

También ha explicado que, de no estar en su equipo, "Kloden y Leipheimer" estarían a la misma altura en la lista de candidatos que los grandes favoritos que se manejan antes de empezar la prueba.

En cuanto a cómo llega de preparación a la carrera, ha dejado claro que ha "entrenado muchísimo más" y está "más mentalizado" que de cara al Giro de Italia, en el que su "intención" en la salida era retirarse durante la carrera. Aunque admite que eso le da opciones de victoria, avisa que "no necesariamente" le asegura conseguirla.

En cuanto al recorrido, ha apuntado que estará marcado por "la primera contrarreloj" de 42,5 kms. llanos en Ciudad Real y por la "dureza" de las dos etapas asturianas, con finales en alto en el Angliru y la Estación de Esquí de Fuentes de Invierno.

Contador ha asegurado que le hace una gran "ilusión" ganar la Vuelta, porque es la carrera de su país, y también igualar el hito, hasta ahora solo logrado por el italiano Felice Gimondi, el belga Eddy Merckx y los franceses Jaques Anquetil y Bernard Hinault, de imponerse en las tres grandes vueltas (Vuelta, Giro y Tour) del calendario internacional.