Ullrich
El ciclista Jan Ullrich, en una imagen de archivo. EFE

Tal y como publica la web del periódico El Mundo , el ex masajista de Telekom Jef D'Hont acusó al alemán Jan Ullrich de dopaje y afirmó haber "inyectado EPO en el brazo" del ganador del Tour de Francia de 1997, según dijo en una entrevista que publica este domingo el periódico alemán 'Bild am Sonntag'.

"En Francia, le inyecté una vez EPO en el brazo", aseguró d'Hont que publicó el libro Memorias el mes pasado y desencadenó una ola de confesiones entre antiguos corredores del Telekom, como el sprinter Erik Zabel y el danés Bjarne Riis. "El proceso dura diez segundos, es como si inyectas insulina a un diabético", continuó d'Hont, que se había negado a dar nombres de corredores que se doparon en el equipo Telekom.

"Él hizo como el resto de sus compañeros", afirmó d'Hont, que recomendó a Ullrich que hiciera pública su situación. "Sería bueno para él que pusiera todo sobre la mesa, se sentiría más liberado", añadió.

La UCI pide que Riis 'devuelva' el Tour

Por otro lado, la Unión Ciclista Internacional pidió al ex ciclista danés Bjarne Riis que devuelva el jersey amarillo que ganó en el Tour de Francia en 1996 después de que el deportista admitiera haberse dopado, aunque el presidente del organismo dijo que no se le desprenderá del título. (Vota si deberían hacerlo).

A pesar de que los límites de tiempo de sanciones establecidos por el Código Mundial Antidopaje han expirado, la UCI urge al ex ciclista devolver su maillot amarillo, símbolo de su victoria

"A pesar de que los límites de tiempo de sanciones establecidos por el Código Mundial Antidopaje han expirado, la UCI urge al ex ciclista devolver su maillot amarillo, símbolo de su victoria", dijo en un comunicado.

Anteriormente, Pat McQuaid, presidente del organismo, dijo que Riis no sería desprendido del título del Tour de Francia.

"Ha prescrito después de ocho años", dijo McQuaid a la agencia de noticias deportivas alemana SID. "No vamos a reescribir la historia ahora".

Riis se convirtió el viernes en el primer corredor que admite que utilizó sustancias que mejoran el rendimiento cuando ganó el Tour de Francia.

Otro caso en Alemania

Uno de los médicos más veteranos del ciclismo alemán, Georg Huber, confesó haber proporcionado durante los ochenta testosterona a jóvenes ciclistas, convirtiéndose así en el tercer médico confeso que viene a engrosar el escándalo de dopaje en Alemania.

Huber, de 64 años, que desde hace cuatro años integra la Agencia Nacional Antidoping (NADA), atendió a la selección olímpica alemana durante los últimos seis JJOO.

Según comunicó el Hospital Universitario de Friburgo, Huber ha sido suspendido inmediatamente de su cargo.

Encuesta

¿Deberían quitarle el Tour de Francia de 1996 a Bjarne Riis?

78,04 % (892 votos)
No
21,96 % (251 votos)