El Camp Nou deja la celebración más fría que se recuerda para un título de Liga

Jugadores y cuerpo técnico del FC Barcelona posan con el trofeo que les acredita campeones de Liga.
Jugadores y cuerpo técnico del FC Barcelona posan con el trofeo que les acredita campeones de Liga.
EFE

El Barcelona se proclamó campeón de liga por 26ª vez en su historia, después de derrotar al Levante por 1-0 gracias a un solitario tanto de Leo Messi. El equipo de Valverde se salvó en el último suspiro después de que el Levante estrellase la pelota contra el palo, y lo que fue un final un tanto estresante se tradujo en una celebración muy plomiza.

Quizás el hecho de que se diera por logrado el alirón provocó que la grada se mostrase más fría de lo que suele ser habitual en un éxito de este calibre, y una monótona canción dio paso a unos fuegos artificiales que quedaron bastante espectaculares pero que no ayudaron a que la afición, cerca de las 11 de la noche, se encendiera.

A pesar de los esfuerzos del speaker porque el público se animase a cantar, la grada del Camp Nou no respondió, y ni siquiera Gerard Piqué, que intentó iniciar una ola en uno de los fondos, hizo que el aficionado culé mostrase su alegría por el título. Quizás sea el efecto Leo Messi y el hecho de que ganar 8 de las 11 últimas ligas ha convertido esta celebración en una rutina. Sin duda, será diferente si el equipo logra ganar la Liga de Campeones, su gran objetivo.

Los culés han dominado la competición doméstica prácticamente desde su incio. Se auparon al liderato por primera vez tras la séptima jornada y, aunque alternaron el primer puesto con el Sevilla durante varias semanas, no han cedido el liderato desde la jornada 14. Ernesto Valverde destacó tras el partido que "ganar el título con distancia y margen es difícil y lo hemos conseguido dos años seguidos".

Los jugadores barcelonistas fueron los que más disfrutaron de la fiesta. En un momento dado se reunieron con sus hijos para vivir la entrega del título de Liga que Luis Rubiales entregó a Leo Messi, quien elevó el trofeo de campeón antes de que Elena Gadel y Ramón Mirabet interpretaran una canción en homenaje al título liguero y comenzara el espectáculo de luces.

Los miembros del primer equipo lucieron unas camisetas conmemorativas con un mensaje que destacaba el dominio del Barça en la Liga durante la última década, pues hace referencia a los ocho títulos que el Barça ha logrado en los últimos once años: "Ocho de once, lo extraordinario es que parezca normal".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento