La desgarradora carta de la viuda de un campeón de kayak muerto por un cáncer muy agresivo

  • El húngaro Robert Toth, que fue campeón del Europa sub23 de kayak y luchador de MMA, llevaba dos años peleando contra un carcinoma en la boca.
El expiragüista y exluchador de MMA Robert Toth, durante uno de sus tratamientos contra el cáncer.
El expiragüista y exluchador de MMA Robert Toth, durante uno de sus tratamientos contra el cáncer.
Facebook Diána Reményi

El mundo del piragüismo y, en concreto, del kayak está de luto tras la muerte de uno de sus excampeones más prometedores. El húngaro Robert Toth, que conquistó el título europeo sub23 hace unos años, ha muerto tras no poder superar un agresivo cáncer en la boca. Tenía 29 años.

En concreto, este exkayakista sufría un carcinoma adenoide quístico, un tipo de cáncer muy raro y complejo de tratar que suele localizarse en la glándula salivar. Llevaba desde 2017 en tratamiento, e incluso su mujer había emprendido una campaña de 'crowdfunding' para ayudarle a sobrellevar los gastos, pero en los últimos meses su estado empeoró notablemente hasta que no pudo más.

Toth también probó suerte en el mundo de las artes marciales mixtas cuando dejó de lado el piragüismo, lo que le valió para ser considerado no sólo un kayakista muy aguerrido sino también un luchador muy duro y que sabía sobrellevar los golpes.

El trágico desenlace lo comunicó la propia viuda de Toth, Diana, a través de una emotiva carta en facebook en la que transmite lo duro que ha sido luchar contra la enfermedad:

"Hace dos semanas, en estos momentos, todavía estabas viendo kayak. Y ahora ya no estás vivo.

Todo lo que pasamos en las últimas dos semanas es indescriptible. Después de meses de control constante, sin ningún síntoma en particular, estalló una guerra final inimaginable y de locura. Aún así, no puedo decir que el cáncer te haya derrotado. Era como si te dieras cuenta de que solo puedes detener a este demonio en tu cuerpo destruyéndote a ti mismo primero. Hasta el último minuto fue una lucha sobrehumana, hasta el último aliento te quedaste luchando. El guerrero. Así te llamaban las enfermeras, los médicos, todos.

Lo único que me da tranquilidad es que tu cuerpo estuvo bien para que al final puedas descansar, y que tu hermosa alma esté en un mundo donde ya no tienes la enfermedad o el infierno de dolor que tuviste que pasar.

Lamento que el amor inconmensurable que tengo por ti no fuera suficiente para sacarte de la cárcel de tu enfermedad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento