Tan sólo 14 días le ha durado al jugador del Real Madrid su comentado aspecto de rubio platino que le costó el apodo de nuevo Cañizares. Y eso que tardó en mostrarlo en público pues estuvo durante días protegiéndose de las miradas de los curiosos con gorros de lana. Ayer Beckham se presentó en la sesión de entrenamiento con el pelo rapado al uno. Entra en www.20minutos.es y vota por el Beckham que más te guste.