La FIA investiga si en China McLaren perjudicó a Alonso en la lucha por la 'pole'

  • El español corrió la sesión de calificación en la que se decidía la 'pole' con una presión en los neumáticos siete veces superior a lo normal.
  • A más presión en los neumáticos, menos adherencia: eso le hizo perder siete décimas con respecto a Hamilton en la lucha por la 'pole'.
  • Hasta entonces había sido más rápido que su compañero y había estado en los tiempos de Ferrari.
  • Opina también en los nuevos foros: ¿ganará Alonso?
Fernando Alonso y su mánager, Luis García, en Shanghai. (Efe)
Fernando Alonso y su mánager, Luis García, en Shanghai. (Efe)

En todas las sesiones de entrenamientos libres del pasado Gran Premio de China y en las dos primeras sesiones de calificación del sábado, Fernando Alonso fue más rápido que su compañero Lewis Hamilton y estuvo en los mismos tiempos que Ferrari, aunque las diferencias fueran mínimas, cuestión de milésimas de segundo.

La última y definitiva sesión de calificación, conocida como Q3, en la que se decidía la 'pole' entre los diez mejores, fue una historia diferente: Alonso acabó cuarto, a siete décimas de Hamilton , que fue primero en la parrilla de salida.

De repente, sin más, el coche de Alonso no era tan rápido. El propio bicampeón no ocultó su extrañeza tras esa calificación: "Tengo que ver qué ha podido pasar en el coche". Incluso después de disputarse la carrera, el español le seguía dando vueltas a la cabeza,

sin explicarse cómo de repente su coche dejó de ser rápido en esa calificación.

Las quejas de Alonso no tardaron en llegar a la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Su presidente, Max Mosley, poco amigo de Ron Dennis, ordenó abrir una investigación, según informa el diario La Nueva España.

Mal hinchado o sobrecalentamiento

De esta forma se ha descubierto que en el coche de Alonso no había ningún problema mecánico, pero sí en sus neumáticos . En los diez juegos, que utilizó el sábado el ovetense, había dos que tenían las presiones alteradas, y esos dos fueron los que le pusieron en la Q3, cuando se decidía la 'pole', asegura el diario asturiano.

La presión normal a la que deben estar los neumáticos es a 0,2 libras, pero esos dos juegos multiplicaban esas cifras por más de siete: estaban a 1,5 libras, lo que iba en contra de la adherencia del coche a la pista.

Que la presión de los neumáticos no sea la exacta puede deberse a un mal hinchado de los mismos o a un sobrecalentamiento previo, como parece ser el caso actual.

Los calentadores en los que se mantenían los neumáticos estaban por encima de los 90 grados, y ello alteró las presiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento