Ramón Calderón, presidente del Real Madrid, se presentó por sorpresa ayer en Valdebebas.

Tras el partido del Calderón, el mandatario blanco hizo acto de presencia en las instalaciones del Real Madrid.

Según Marca, el mandatario blanco compartió unos minutos con el holandés Robben, le felicitó por su 24 cumpleaños y se interesó por cómo marchaba su recuperación de la lesión muscular que sufrió hace unas semanas. Además, le obsequió con una bolsa de viaje de cuero personalizada.

El diairo informa que el presidente aprovechó para darles la enhorabuena y les instó a seguir en la misma línea que hasta el momento. "Felicidades, pero todavía no hemos ganado nada, ¿eh?", les comentó Calderón.