Y Villar dice que está «enamorado de la labor de Aragonés». Nunca Vicente del Bosque se había mostrado tan predispuesto para ser nombrado seleccionador nacional de fútbol. El salmantino, en una entrevista con terra.es, dejó escapar sus anhelos: «Tengo la sana ilusión de ser seleccionador».

No tardó Del Bosque en matizar su respuesta: «Lo que no me gusta es dar la impresión de querer ser entrenador a toda costa. Ahora muestro mi sana ilusión por serlo, pero, de momento, mientras esté Luis Aragonés, no tengo ninguna intención de meterme por medio ni de opinar».

Cuestionado sobre si él incluiría a los madridistas Raúl y Guti en la selección, Del Bosque explicó que «en el conjunto de toda una convocatoria no habría grandes diferencias, pero sí en los pequeños detalles. Lo que pasa es que el caso de Raúl es de mucha notoriedad».
Poco después, la palabra la tomó el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, de visita en Gran Canaria. «Desde mi perspectiva, y tal como he concebido las cosas, quiero que siga entrenando a España hasta el final. Repito, estoy enamorado de la labor que está realizando y la Federación siempre le ha apoyado. Además, nuestras relaciones son muy buenas», sorprendió Villar.

El máximo representante federativo también se refirió a la convocatoria de elecciones que, por ley, deben celebrarse en breve. «Cuando el fútbol español lo determine se realizarán las elecciones. Mi opinión en este aspecto depende del fútbol español. ¿Que si me siento apoyado? Figuren si lo estoy que ya he sido elegido cinco veces y llevo ya casi veinte años».