Usain Bolt continúa disfrutando desde que se retiró de las pistas. El jamaicano, ocho veces campeón olímpico y ahora futbolista, puede volar, como dice la leyenda.

En esta ocasión ha podido correr sin gravedad en el interior de un avión dentro de un acto promocional.

Bolt se lo pasó en grande. Cómo no, ganó la carrera. Lo más difícil llegó a la hora de celebrarlo con champán.