CSKA Moscú vs. Baskonia.
CSKA Moscú vs. Baskonia. EFE

El Kirolbet Baskonia perdió ante el CSKA de Moscú por 82-78, tras bajar su rendimiento en el último cuarto, pero se clasificó en los playoffs de la Euroliga en la última jornada de la fase regular de la competición continental.La victoria del Anadolu Efes ante el Olimpia Milán favoreció a los vitorianos que no podrán alcanzar la sexta plaza y caerán a la séptima u octava posición según los resultados del Real Madrid ante el Zalgiris y del Olympiacos ante el Darussafaka.

El conjunto azulgrana dominó a los moscovitas durante 30 minutos, pero no estuvieron frescos en el último cuarto, en el que desperdiciaron una renta de once puntos y sucumbieron tras un parcial de 27-12 en los últimos diez minutos, liderado por Will Clyburn.Marcelinho Huertas lideró a su equipo con 17 puntos ante un CSKA que lanzó 39 tiros libres y tuvo en el lanzamiento desde el 4,60 su mejor arma, a pesar de no firmar un buen porcentaje.

La actividad defensa de ambos equipos fue protagonista desde el comienzo del partido donde Velimir Perasovic apostó por poner al argentino Patricio Garino sobre el francés Nando De Colo para intentar frenar la creatividad del galo. Los azulgranas endosaron un parcial de 0-9 tras las primeras canastas de los locales, que presionaron en toda la pista con una defensa agresiva y aprovecharon cada oportunidad de correr la pista y castigar a los vascos.

Los rusos reaccionaron, pero el Baskonia no se dejó amilanar, a pesar de las seis pérdidas de balón que cometió, y se mantuvo por delante en el marcador, al superar con acierto la presión individual de un CSKA que intentó imponer su físico desde el principio, pero se fue por detrás en el marcador tras los primeros diez minutos, 17-21. Como ocurrió en el primer cuarto, los colegiados volvieron a indicar un gran número de faltas personales a los vitorianos, pero la dirección y anotación del brasileño Marcelinho Huertas, autor de 10 puntos en este periodo, provocó que su equipo mantuviera a raya a los moscovitas.

Un tiro libre del georgiano Tornike Shengelia puso la máxima diferencia en el marcador en el minuto 15, 25-33, pero cinco puntos consecutivos de Cory Higgins apretaron un duelo en el que la plantilla de Dimitris Itoudis se apoyó en los numerosos tiros libres que cobraron a los azulgranas. La tercera falta de Luca Vildoza y de Marcelinho Huertas, el mejor baskonista de la primera mitad, fue un lastre importante de cara a una segunda parte en la que los vitorianos entraron con un ventaja de cuatro puntos, 40-44.

Un triple del base marplatense abrió el tercer asalto, pero cometió su cuarta falta personal que le envío al banquillo de un Kirolbet que mantuvo la seriedad defensiva y forzó errores a su rival para seguir por delante en el electrónico, 47-53 (min. 26). Nando De Colo castigó a todos sus defensores y el CSKA continuó al acecho de los vitorianos gracias a los numerosos tiros libres que lanzaron, pero el rebote y el juego de dos contra dos dio alas a los de Velimir Perasovic, que establecieron una nueva máxima diferencia al final del tercer acto, 55-66.

Las faltas personales acuciaron a numerosos jugadores del Kirolbet en el último cuarto, mientras el plantel ruso subía líneas y endosaba un parcial de 11-3 en el arranque del capítulo definitivo marcado por dos faltas antideportivas señaladas sobre Vincent Poirier y Tornike Shengelia. Cinco puntos de Will Clyburn voltearon el marcador, 75-71, a 3 minutos para el final, en un cuarto que se le atragantó al Baskonia, que no encontró soluciones ofensivas ante un quinteto pequeño y más rápido sin Nando De Colo ni Sergio Rodríguez. Los baskonistas no estuvieron finos en el acierto en los tiros libres y no lograron frenar a un enchufado Will Clyburn que lideró la remontada rusa que decantó el partido por 82-78.