Josep Maria Bartomeu
El expresidente del Barça Josep Maria Bartomeu (d), en la presentación de su candidatura a la presidencia del club. Alejandro García / EFE

El expresidente del Barcelona Josep Maria Bartomeu, uno de los siete precandidatos a la presidencia del club, ha asegurado que el también expresidente Joan Laporta no le marca la agenda, pero le ha recomendado que pare de acusar al club, porque "el Barça no está acusado de corrupción".

En una entrevista con EFE, Bartomeu ha querido mantener distancias con Laporta y ha asegurado que no piensa contestar a muchas de las cosas que dice, con una excepción. "El otro día dijo que el Barça está acusado de corrupción y no es cierto. Que me critique a mí, mira, yo soy una persona física, pero que critique al Barça, no se lo tolero, eso es intolerable", ha indicado.

"El club tiene una acusación por un tema de interpretación fiscal (el caso Neymar), por unas retenciones que hizo el Barça bien o mal, pero eso no es corrupción", ha insistido.

Que me critique a mí, mira, yo soy una persona física, pero que critique al Barça, no se lo tolero, eso es intolerable

Considera Bartomeu que con esa acusación "Laporta hace daño al Barça".

"En eso me encontrará. Para de acusar al Barça, el Barça no esta acusado de corrupción, para", ha insistido.

El último presidente azulgrana no cree que Sandro Rosell tenga que posicionarse públicamente a su favor y asegura desconocer si le ha avalado con su firma -se necesitan 2.534 para pasar el corte-.

"¿Si Sandro me ha dado su firma? No lo sé, no sé ni cuántas tenemos. Durante este tiempo como presidente -desde enero de 2014- a todos los expresidentes los he tratado igual, de la misma manera", ha dicho.

Preguntado si se sentiría incómodo con el apoyo público de Rosell, no ha sido explicito: "Me encantaría que todos los expresidentes dijeran que Bartomeu es el mejor, pero entiendo que no lo hagan".

Apuesta por la neutralidad de expresidentes y exjugadores. "Está bien que no se decanten por ninguno de los candidatos, si se mantienen neutrales es lo mejor para todos. Soy un presidente que intento no hacer bandos, no quiero bandos, cero bandos. Los jugadores emblemáticos también son un activo del club y tendrían que mantenerse neutrales", ha asegurado.

El patrocinio con Catar

También ha hablado sobre el polémico patrocinio de Catar, un acuerdo que reúne el desacuerdo de prácticamente todos los precandidatos menos Bartomeu.

"Establecer una asociación entre Rosell-Catar, Faus-Catar o Barça-Catar, es una asociación de ideas errónea y quien la haga en serio puede tener una demanda de algunas de las personas", ha advertido.

Ha comentado Bartomeu que además de la posibilidad de cerrar un acuerdo anual con Qatar Airways por la camiseta de juego (60 millones), existen otra serie de negociaciones.

"Qatar Airways es una de las que se han acabado de hablar y es una buena propuesta, económicamente importante. Queremos llegar al nivel del United (64 millones de euros) y tenemos que ir por esta línea o más, porque en la actualidad tenemos una posición de liderazgo en el mundo del fútbol", ha insistido.

Otra cuestión es el patrocinio de la camiseta de entrenamiento. "Por ella podemos conseguir una cifra elevada. Es posible que en la próxima asamblea de compromisarios se presente a los socios el patrocinio de dos marcas: para la competición y para el entrenamiento", ha insistido.

Bartomeu se ha referido al gran salto económico que ha dado la entidad: "Hace poco abrimos una oficina en Hong Kong y este año ya ha facturado 10 millones de euros. Este otoño abriremos una oficina comercial y de expansión en Nueva York, puede ser que en un año se abra una oficina en China. Somos un club global, el número uno en ingresos del mundo con casi 600 millones de euros", ha indicado.