Tecnyconta Zaragoza - Barcelona Lassa
Carlos Alocén intenta superar a Chris Singleton en el Tecnyconta Zaragoza - Barcelona Lassa. EFE

La ACB ya tiene su final decidida y será un clásico: Real Madrid - Barcelona Lassa. Un duelo esperado que los blaugranas decidieron tras ganar en casa del Tecnyconta Zaragoza en el tercer asalto de la semifinal (81-96), al que acudían con una ventaja importante de 2-0 lograda en el Palau. Y un mazazo para los maños, que querían ‘robar’ al menos una victoria del playoff  para culminar una temporada de ensueño.

Por ello, la presión que tenía el Zaragoza en un Príncipe Felipe que entonó el «Sí se puede» era mucha. Esto se tradujo en varios fallos seguidos al inicio, sobre todo por pérdidas de balón que el Barça Lassa aprovechó para adelantarse varias veces en el marcador de la mano de Ante Tomic y Singleton, que en cada ocasión que tenían buscaban el triple. No obstante, los maños lograron que los culés no se fueran demasiado lejos y el primer tiempo acabó con solo una ventaja de cuatro puntos para los de Pesic (19-23).

Fue por poco tiempo. Los segundos 10 minutos comenzaron con un Barça Lassa ampliando todavía más las distancias gracias a un 2+1 de Oriola y dos faltas personales de Fran Vázquez, que se iba al banquillo. Malas noticias para los aragoneses con un 19-28 en el marcador. Necesitaban más claridad y precisión en ataque para poner en apuros a los catalanes, pero también más control en un rebote dominado por el Barça.

Precisamente el rebote fue clave para que, a mitad del segundo tiempo, los blaugranas lograsen ampliar hasta los 13 la diferencia, 23-36 y tiempo muerto de Fisac: el Zaragoza tenía que meter más presión, pero con los jugadores del Barça anotando casi todos los triples era difícil. El Tecnyconta intentaba reaccionar antes del descanso con un parcial de 9-2 a su favor, hasta que otros dos triples seguidos de Hanga y Pangos silenciaron el Príncipe Felipe. Descanso con 37-50 en el marcador.
No había muchas esperanzas de remontada y la vuelta a cancha las dejó más aún por los suelos: primero Claver, seguido Heurtel y Singleton –con una canasta fácil y después con un triple– pusieron la diferencia máxima de 20 puntos: 41-61.

El Barça estaba confiado y lo aprovecharon Justiz y Okoye, que redujeron las distancias a 11 puntos. El pabellón zaragozano estalló en aplausos antes del último cuarto (58-69), pero cuatro triples seguidos de los culés sentenciaron el partido al inicio de los últimos 10 minutos, pese a que el Tecnyconta, de la mano de Alocén, se agarró al playoff y al marcador. Al final, no hubo opción: 81-96.

Un regreso soñado

El Barça vuelve a una final tres años después, y en ella le espera el Real Madrid, en una serie que comenzará este sábado en el WiZink Center, pues los de Pablo Laso tienen ventaja de campo en la eliminatoria. Tras dos años de ausencia azulgrana, vuelve el clásico al playoff final. Entre 2012 y 2016, ambos equipos se vieron en cinco ocasiones consecutivas, con tres victorias de los madridistas y dos de los culés. Esta temporada, los de Pesic ya le han ganado una final a los de Laso, en la Copa del Rey.