Los técnicos del Barcelona se plantean endurecer la disciplina de la plantilla y dejar atrás su política de los últimos años, contraria a sancionar a los jugadores en casos de salida de tono y partidaria de resolver los problemas en el vestuario.

Igual algo no funciona y quizá haya que buscar otra forma

 

Uno de los entrenadores azulgrana, Eusebio Sacristán, confirmó que las pautas de juego en estos momentos dan a entender que "igual algo no funciona y quizá haya que buscar otra forma" de gestionar al equipo.

Eusebio explicó que la opción que se baraja pasaría por "cambiar la dinámica y exigir más", después de unos años en los que se ha funcionado con una política con la que jugadores y técnicos se sentían "a gusto" y que se basaba en "la libertad y la responsabilidad de cada uno".

El ayudante de Rijkaard ratificó que las recientes ausencias del brasileño Ronaldo de Assis 'Ronaldinho' se debían a un proceso febril e, incluso, dijo entender el descanso del que gozan habitualmente algunos jugadores por el desgaste que sufren durante los partidos.

Hay preocupación por que los resultados no han sido lo bueno que deberían

 

"Hay preocupación por que los resultados no han sido lo bueno que deberían por la capacidad que tiene el equipo, así que en los próximos encuentros hay que lograr el compromiso de cada uno, porque quedan dos títulos por ganar", añadió el técnico.

El entrenador azulgrana reiteró que el éxito futuro dependerá de que cada integrante de la plantilla "asuma" la responsabilidad. "Si hacemos bien el trabajo, nos concentramos y demostramos que estamos comprometidos tenemos muchas opciones de lograr los trofeos, pero esto está dentro de cada uno", señaló.