Barça
Los jugadores del Barça celebran uno de los goles contra el Levante en la Copa del Rey. EFE

El FC Barcelona seguirá en la Copa del Rey. Carmen Pérez, la juez única de Competición, ha resuelto desestimar la denuncia del Levante por alineación indebida de Chumi en el partido de ida de octavos de final del torneo al considerarla fuera de plazo. El Levante acudirá al TAD.

Reglamentación ambigua

El Levante presentó la denuncia contra el Barça ante la RFEF en la mañana del viernes, ocho días después del partido en el que se produjo la alineación indebida y solo unas horas después de perder 3-0 en el partido de vuelta.

El artículo 26.4 del Código Disciplinario federativo expresa que el plazo para una denuncia así es de 48 horas tras el partido, pero otras fuentes jurídicas deportivas, avaladas por la jurisprudencia, aseguran que la justicia puede estimar un plazo de hasta tres años en caso de infracción grave.

Fuentes de la RFEF consultadas por Sportyou consideraban que Chumi no podía jugar, ya que arrastraba una sanción por acumulación de tarjetas en la Liga, y para argumentarlo citan el artículo 56.3 del código disciplinario: "Hasta que que no cumpliese la sanción con su equipo no podía participar con los superiores".

El Barcelona, por su parte, se amparaba en la circular 28 enviada a los clubes, que explica que la acumulación de tarjetas es una sanción de carácter leve y, por tanto, se cumple en la misma competición en la que se ha cometido, en este caso, en la Liga. Chumi jugó ante el Levante en Copa, pero no ante el Alcoyano en Liga.