Barça
El Barça celebra un gol. EFE

El Barcelona dio un gran paso, prácticamente definitivo, hacia el título de LaLiga Santander gracias a su confortable victoria sobre el Athletic (2-0) y a la derrota del Atlético de Madrid en el estadio de La Cerámica ante el Villarreal (2-1).

La remontada del conjunto villarrealense con un doblete postrero del turco Enes Unal, que había saltado al césped pocos minutos antes, concede al cuadro barcelonista una ventaja de once puntos con tan solo nueve jornadas por delante.

Compareció primero el equipo de Ernesto Valverde. Lo hizo sin el uruguayo Luis Suárez y sin Sergio Busquets, baja por sanción y lesión. No modificó el rumbo de los azulgrana, que sellaron su vigésimo tercer triunfo del curso liguero en una gran primera mitad.

Paco Alcácer, el sustituto de Luis Suárez, no tardó en abrir la cuenta (m.8) y Leo Messi, otra vez magnífico, selló el 2-0. El Barcelona, brillante en el periodo inicial, en el que pudo golear, no necesitó nada más.

Acto seguido saltó al césped de La Cerámica el Atlético. Se adelantó a los veinte minutos con un polémico penalti de Jaume Costa sobre Antoine Griezmann que no desaprovechó el delantero galo.

Lo tuvo todo a favor el conjunto del argentino Diego Pablo Simeone para sellar una nueva victoria, pero no lo supo aprovechar y lo pagó al final en dos acciones a balón parado que culminó Enes Unal (m.82 y 91).

El Atlético, que ya lo tenía difícil para impedir el título barcelonista, ahora se marcha al parón por los partidos amistosos de las selecciones al filo de lo imposible. Daño colateral: Griezmann y Vitolo, que fue expulsado al final, no podrán jugar la próxima jornada contra el Deportivo.

¿Y la segunda plaza?

Ahora, quizá, lo más interesante está en la lucha por la segunda palza, ya que el Madrid se mete de lleno en ella tras la goleada ante el Girona que le sitúa a 4 puntos de los rojiblancos. A 5 está el Valencia, que esta jornada ganó al Alavés.