Todo transcurrió mientras Bojan reivindicaba un puesto en el once titular del FC Barcelona. El joven delantero se encargó de materializar los dos tantos del conjunto azulgrana en Almería (0-2), en el estadio de los Juegos Mediterráneos, para devolver la tranquilidad y la diferencia de seis puntos a la clasificación frente al Real Madrid, que se había impuesto un día antes en San Mamés ante el Athletic (2-5).

En esta tesitura, con el partido resuelto y sin presión alguna, el portero suplente Pinto, Martín Cáceres y el canterano Sergio Busquets decidieron enfrascarse en una guerra de escupitajos para conocer quién de ellos llegaba más lejos.

Las imágenes, captadas por las cámaras de Cuatro, reflejan una vez más el buen momento anímico por el que atraviesa el vestuario barcelonista ante la posibilidad de conseguir el triplete: Liga, Liga de Campeones y Copa del Rey.