Josu Urrutia se convirtió este jueves en el trigesimoprimer presidente del Athletic de Bilbao después de ganar en las elecciones al anterior inquilino del cargo y candidato a la reelección, Fernando García Macua, por 2.261 votos de diferencia. Urrutia ganó con holgura, logrando más votos que su rival en diecinueve de las veinte mesas dispuestas por la entidad. Sobre 22.176 votos totales, Urrutia logró 12.057 votos frente a los 9.796 de Macua (logró más que hace cuatro años, cuando ganó). El resto, en blanco (165) o nulos (158).

No es momento de discursos Urrutia (Lekeitio, 1968), exfutbolista cuya carrera ha estado ligada al Athletic hasta que colgó las botas (2001), 401 partidos oficiales, recibe de Macua un brillante legado deportivo y económico. Del césped al palco, el triunfo del carisma, esbozado en el mayor número de avales captados durante los primeros pasos de su precandidatura.

La primera consecuencia es la llegada al banquillo de San Mamés del argentino Marcelo Bielsa, una apuesta que llega este fin de semana y que también ha seducido y convocado a muchos votantes en una campaña donde la crispación ha ido a más en los últimos días. Cuco Ziganda, Aitor Larrazabal y José María Amorrortu también desembarcan en la casa rojiblanca.

"Le hemos deseado hace un momento a la junta directiva entrante los mejores éxitos para los próximos cuatro años, porque sus éxitos serán los nuestros, porque el Athletic también es nuestro, es de todos", indicó Macua al abandonar Ibaigane. El abogado destacó que al cerrarse las urnas le dijo a su rival:  "Josu, pase lo que pase, ahora todos Athletic". "No se ha sido lo suficientemente frío para valorar su trabajo", indicó Rafa Alkorta.

"No es momento de discursos", indicó en su primera comparecencia como presidente, primero en euskera, después en castellano, un muy agradecido Urrutia que se saltó el protocolo y confesó: "He vivido otra experiencia imborrable para mí por el Athletic".