Celia Barquín
Fotografía de archivo facilitada por el COE de la golfista Celia Barquín Arozamena, asesinada en Estados Unidos, cuyo cadáver fue hallado en el campo de golf Coldwater, en la localidad de Ames, en el estado de Iowa. EFE

El hombre que asesinó a la golfista española Celia Barquín Arozamena fue sentenciado oficialmente este viernes en Ames (Iowa) a cadena perpetua, sin posibilidad de libertad condicional, en cumplimiento obligatorio de toda la pena, por el cargo de asesinato en primer grado.

Un juez del condado de Story (Iowa) anunció el viernes la sentencia contra Collin Richards, de 22 años, quien también tendrá que pagar 150.000 dólares a la familia de Barquín Arozamena.

Richards se declaró culpable el pasado junio del asesinato de la golfista de la Universidad Estatal.

El 17 de septiembre de 2018 unos golfistas descubrieran una bolsa de golf sin nadie a su alrededor en Coldwater Golf Links en Ames, Iowa.

El cuerpo de Barquín Arozamena fue encontrado a poca distancia, en un estanque, con heridas de arma blanca en la parte superior del torso, la cabeza y el cuello.

La policía dice que Richards la apuñaló mientras jugaba en un campo cerca del campus.

Los investigadores policiales pronto encontraron a Richards en un campamento para personas sin hogar cerca del campo y notaron que tenía rasguños en la cara y una laceración profunda en la mano izquierda que intentaba ocultar.

La policía también encontró ropa cubierta de sangre y una mochila en la tienda de Richards junto con un cuchillo que dijeron que le pertenecía. Ahora, la sentencia ha sido ratificada y Richards pasará el resto de su vida entre rejas.