Lionel Messi, Hernán Crespo, Javier Zanetti y Juan Román Riquelme celebran el segundo gol transformado por Crespo
Lionel Messi, Hernán Crespo, Javier Zanetti y Juan Román Riquelme celebran el segundo gol transformado por Crespo. (EFE)

La victoria de Argentina ante Estados Unidos, resuelta con claridad pero en el tramo final del encuentro, y la goleada de Paraguay por un contundente 5-0 ante Colombia, encarrilan el camino hacia los cuartos de final para ambas selecciones a pesar de que tan sólo se ha disputado una jornada en el grupo C de la Copa América.

Pese a ello, la jornada integrada por estos dos encuentros, que se completó hoy en el estadio Pachencho Romero de Maracaibo no estuvo ceñida al guión previsto, pues los pronósticos hablaban de igualdad entre Paraguay y Colombia y de clara superioridad argentina ante el joven equipo estadounidense.

Sin embargo, mucho más sencilla le resultó la tarea a Paraguay que a Argentina, puesto que los paraguayos cobraron ventaja en el marcador desde bien pronto y apenas pasaron apuros.
Frente a la comodidad de Paraguay, los argentinos, que se impusieron por 4-1, no solo tuvieron que remontar un gol en contra, sino que no estuvieron por delante hasta lograr el 2-1 a mitad del segundo tiempo, momento en el que pasaron sin compasión por encima de la selección estadounidense, que perdió fuelle en el tramo final del encuentro.

A la selección argentina le sentó muy bien el movimiento en el banquillo y Pablo Aimar y Carlos Tévez redondearon el triunfo de su equipo con dos goles de muy bella factura, que completaron el trabajo anteriormente hecho por Hernán Crespo con los dos primeros tantos.

Un claro penalti de Milito sobre Johnson puso por delante a Estados Unidos en el marcador, aunque la ventaja duró un par de minutos, los que tardó Hernán Crespo en empatar.
A partir de entonces, poco o casi nada, en el primer tiempo, hasta que en el segundo periodo la selección argentina sí que demostró que ha viajado a Venezuela para conseguir volver a casa con la Copa.

Roque Santa Cruz, la estrella

El encuentro Paraguay-Colombia se sumó con letras mayúsculas a la lista de las sorpresas del tramo inicial de la Copa como consecuencia de la goleada que los paraguayos endosaron a los colombianos con Roque Santa Cruz como estrella de los guaraníes.

El penalti fallado por Álvaro Domínguez mediado el primer tiempo hundió a los colombianos, ya que estuvo acompañado, instantes después, del primer gol de Paraguay, del primer gol de Roque Santacruz.

Aunque el partido llegó parejo al descanso, todo se resolvió a favor de los paraguayos en el primer minuto de la reanudación, cuando Santa Cruz le ganó la mano a Iván Ramiro Córdoba y logró el 2-0.

La insistente ofensiva colombiana no dio fruto por falta de acierto y consistencia y a diez minutos del final, Paraguay, con espacios, se creció y marcó tres goles más, el tercero por medio del trigoleador Santa Cruz y dos más por cuenta de Salvador Cabañas, el máximo realizador de la última edición de la Copa Libertadores.

Quizá fue un castigo excesivo, que no fue tan inferior a su rival, tal y como admitió el argentino gerardo "Tata" Martino, seleccionador de Paraguay, al analizar el encuentro a su conclusión.

En cualquier caso, las selecciones que hoy ganaron, por la importancia del triunfo en sí y por la forma en la que lo obtuvieron, están llamados a clasificarse con holgura para los cuartos de final de la Copa.