Un ovni cruzará el cielo de la Antártida en marzo. ¡Es el Proyecto Alas!, un escuadrón de tres paracaidistas -Álvaro Bultó, Toni López y Santi Corella- que pretenden realizar el primer vuelo humano sobre la Antártida.

En el vídeo que tienes sobre estas líneas puedes ver cómo planean y sentir la velocidad en pleno vuelo con imágenes de la aventura en el Polo Norte.

En el segundo vídeo, que puedes ver al final de esta página, puedes comprobar cómo son los preparativos y ver el vuelo en el Estrecho de Gibraltar con algunas impresiones de los protagonistas.

Después de verles lanzarse desde un avión militar sobre el cielo de Madrid, López enumera para 20 minutos las dificultades de la aventura: "Estaremos a 90º bajo cero, habrá peligro de congelaciones, será peligrosa nuestra recogida y existe el riesgo de hipoxia durante el salto (déficit de oxígeno que provoca desvanecimientos y la muerte)".

Un cóndor, un halcón y un paracaidista

La terna vestirá la quinta generación de unos trajes que se acercan, cada vez más, a la aerodinámica natural de los pájaros.

"A mí me gustaría ser un planeador, un cóndor de los Andes o un albatros", escoge Bultó.

"Yo, un halcón, porque vuela muy deprisa y es muy ágil en al aire", dice López.

"Y yo me reencarnaría otra vez en paracaidista. Los pájaros se cagan en todas partes", afirma Corella.

Los paracaidistas tendrán que soportar temperaturas de 90º bajo cero y vientos de 300 Km/h

La seguridad -volarán dos minutos y medio y recorrerán 6 km- será primordial. "Hacemos alguna acrobacia, pero ninguna tontería en el aire", explica Corella.

Y recuerda: "Hace 20 años sí que te jugabas la vida en cada salto. El balón siempre salía rozando el larguero".

A pesar de los vientos de 300 km/h que se encontrarán en el Polo Sur, Bultó asegura que "cada salto supone la felicidad absoluta, total y rotunda".

Tío de Sete Gibernau, ex piloto de Moto GP, nos descubre que su sobrino "es un gran paracaidista. Ya se ha tirado 50 ó 60 veces".

Récord sobre el estrecho



"La idea del Proyecto Alas surgió del sueño de tres amigos de volar sobre todos los elementos de nuestro planeta", explica Álvaro Bultó.

Hasta ahora, su mayor logro ha sido completar el vuelo más largo (20,448 m) y más veloz (208/ km/h) del hombre en caída libre. Fue sobre el Estrecho de Gibraltar en 2005.

Enlaces