Fernando Alonso
El McLaren de Fernando Alonso en el GP de Australia. EFE

Fernando Alonso (McLaren-Honda), tuvo que retirarse del Gran Premio de Australia a tres vueltas de la conclusión de la carrera por un problema mecánico.

El piloto español, que había circulado en la zona de puntos hasta las últimas vueltas, se vio superado al mismo tiempo por el francés Esteban Ocon (Force India) y el alemán Nico Hülkenberg (Renault). Justo después anunció un problema mecánico por la radio, que le llevó a irse a los talleres en la vuelta 54 de las 57 de la carrera.

"Seguramente la mejor carrera de mi vida hasta ese momento (el del abandono). Pocas veces he tenido un coche tan poco competitivo como en esta carrera, sin hacer preparación invernal, teniendo que salvar gasolina de manera brutal... y aún así estábamos en los puntos, era una sorpresa bastante grande lo que estábamos consiguiendo", explicó.

"La suspensión se ha roto, estábamos cerca de acabar, pero no aguantó", añadió el piloto asturiano, campeón del mundo en 2005 y 2006 con Renault.

Repetir el resultado de Melbourne "será prácticamente imposible", dijo Alonso. "Hay que mejorar inmediatamente porque si no vamos a tener carreras muy frustrantes. ¿Mejoras para mayo? Es una pregunta para McLaren, que tiene que encontrar algo lo antes posible porque si no, Stoffel (Vandoorne) y yo haremos todo lo posible cada fin de semana, pero será difícil puntuar", indicó.