Fernando Alonso
Fernando Alonso, en Austria. MCLAREN

El piloto español Fernando Alonso quiere pasar página a su abandono en el pasado GP de Austria, donde se quedó fuera de combate en la primera curva, y espera resarcirse este fin de semana en el GP de Gran Bretaña, que se disputa en el circuito de Silverstone.

"Espero que tengamos más suerte que la semana pasada en Austria, fue un incidente desafortunado. Es importante que evitemos cualquier incidente en la salida, y que tengamos buena fiabilidad a lo largo del fin de semana para ir creciendo en cada sesión antes de la carrera", ha comentado.

"Silverstone es un circuito de alta velocidad, pero también de mucho agarre, y estoy con ganas de ver cómo rinden los coches de este año en este trazado, sobre todo en las secciones más rápidas", ha añadido Fernando.

Las características de Silverstone, sin embargo, no son idóneas para el McLaren, al ser un trazado rápido y exigente para los motores.

"Aunque no sea uno de los circuitos más sencillos para el MCL32, estamos con muchísimas ganas de disfrutar del gran ambiente que se respira en Silverstone, gracias a la ruidosa y apasionada afición británica", ha comentado el director de la escudería, Eric Boullier.

Por su parte, Yusuke Hasegawa, el responsable de Honda, ha alertado de la exigencia que supone Silverstone para el motor: "El trazado, con sus rectas largas y curvas de alta velocidad, es muy fluido pero también exige a cada parte del coche, incluyendo la unidad de potencia. Es largo y llano, y consume mucha potencia y combustible, así que espero que sea muy exigente para nosotros".

La falta de potencia y el consumo excesivo son dos de los grandes problemas del motor Honda esta temporada.