Almagro
El tenista español Nicolás Almagro reacciona durante su partido de octavos de final del Masters 1.000 de Bercy. EFE

El español David Ferrer, tercer favorito y defensor del título, se coló en cuartos de final de Bercy tras derrotar al francés Gilles Simon por 6-2, 6-3, en una hora y cuarto de juego. El tenista levantino mejoró el nivel de su juego con respecto a la victoria conseguida en segunda ronda contra el checo Lukas Rosol. Ahora, se medirá al checo Tomas Berdych, que derrotó al canadiense Milos Raonic por 7-6 y 6-4.

La resistencia de Simon duró dos juegos en el primer set

Ferrer se impuso en dos mangas casi idénticas, rompiendo el saque de su rival ambas veces en el sexto juego y sin apenas dar opciones de recuperación a un rival que jugó apoyado por el público, numeroso en una mañana laborable en París, pero que no inquietó al español.

La resistencia de Simon duró dos juegos en el primer set. A partir de ese momento, el francés se vino abajo y el juego del español, sólido desde el fondo de la pista, dictó la ley en un Bercy que no paraba de aclamar a su tenista, sin que eso cambiar al signo del partido.

El de Jávea rompió el servicio de su rival en el sexto y, a partir de ahí, encadenó una racha de cinco juegos consecutivos, que le permitieron adjudicarse, en poco más de media hora, la primera manga.

Se repitió la historia en la segunda, con la diferencia de que Simon trató de cambiar el signo del partido con más subidas a la red, una táctica que no le dio gran resultado. Ferrer prosigue la defensa de su título en la pista donde el año pasado logró su primera victoria en un Masters 1.000.

De más a menos

Por su parte, Nico Almagro se despidió del Masters 1.000 de Bercy tras caer en octavos de final por 6-3 y 6-2 contra el suizo Stanislas Wawrinka, que mantiene sus opciones de clasificación para el torneo de Maestros de Londres de la semana próxima.

Una hora y cuarto precisó el helvético, séptimo cabeza de serie, para deshacerse del murciano, duodécimo, en un duelo que comenzó igualado pero en el que la resistencia del español no duró mucho. Almagro incluso comenzó bien y rompió el servicio de su rival en el quinto juego, pero en ese momento entró en barrena.

El suizo, sólido, sumó los siguientes seis juegos, lo que le valió para hacerse con un set y medio. Cuando Almagro despertó, ayudado por un masajista que le atendió a pie de pista, ya llevaba un saque en contra en la segunda manga.

No parecía encontrar las buenas sensaciones el español, que en ningún momento dio sensación de inquietar a Wawrinka. Almagro se marcha de Bercy con una única victoria, lograda frente al croata Ivan Dodig en segunda ronda, y pone fin a su temporada, que ha calificado de "satisfactoria".

Djokovic sufrió con el saque de Isner

El próximo rival de Wawrinka será el serbio Novak Djokovic. El número dos del tenis mundial superó con apuros al estadounidense John Isner para meterse en cuartos. Djokovic se impuso  finalmente por 6-7, 6-1 y 6-2 en casi dos horas de partido.

Es incómodo jugar con un jugador que mete tanta presión con su servicioDjokovic cedió la primera manga del torneo ante el gigantón estadounidense, que se apoyó en su servicio para crear problemas al serbio. Una táctica que no le sirvió en los dos últimos sets.

"Es incómodo jugar con un jugador que mete tanta presión con su servicio. Te concentras en el tuyo, es lo que puedes hacer. Y tener paciencia. Creo que la experiencia me ha ayudado", afirmó Nole.

En cuartos, también se verán las caras Roger Federer y Juan Martín del Potro. El suizo derrotó en octavos al alemán Philipp Kohlschreiber por 6-3 y 6-4, mientras que el argentino tuvo más problemas para deshacerse del búlgaro Grigor Dimitrov, al que acabó derrotando en tres mangas, por 3-6, 6-3 y 6-4.

Ambos ya se enfrentaron el pasado domingo en la final del torneo de Basilea, con victoria del argentino. Federer ha derrotado al sudamericano en 15 de las 18 ocasiones en las que se han medido, pero Del Potro le ha vencido en las tres últimas, dos de ellas en la final de Basilea, en casa del suizo.