Un joven de 22 años vestido con una camiseta del Frente Atlético resultó herido grave este miércoles tras ser apuñalado cerca de la estación de Metro de Madrid de Las Musas, próxima al estadio Wanda Metropolitano, donde se iba a jugar un partido el Atlético de Madrid y el Sevilla.

Según informó un portavoz de Emergencias Madrid, sobre las 18.50 horas el joven fue agredido en la avenida de Niza, donde sufrió tres heridas por arma blanca en el muslo, el brazo y la espalda, la última de carácter grave.

Fuentes policialesconfirmaron a Efe que el herido es seguidor del Atlético y que vestía una camiseta del Frente Atlético. Las fuentes añadieron que se investigan las circunstancias en las que seprodujo la agresión y si tiene que ver con un enfrentamiento entre ultras.

En este sentido, y de acuerdo con lo relatado por testigos del ataque, el autor del apuñalamiento podía ser un antiguo miembro del Frente Atlético que fue expulsado de esta organización.

Tres navajazos sin mediar palabra

Los testigos aseguran que vieron cómo, cuando dos miembros del Frente Atlético hablaban sobre fútbol en las proximidades del bar Zapatones —donde suelen reunirse aficionados del Atlético de Madrid—, un hombre, sin mediar palabra, se acercó por detrás y asestó tres puñaladas con una navaja a uno de ellos.

Los testigos añadieron que la navaja fue encontrada tirada en un parque infantil cercano a la boca de Metro de la estación de Las Musas, donde el herido denunció la agresión ante la Policía Nacional.

Fuentes de la investigación consultadas por Efe contaron que el herido se llama Fernando, es de nacionalidad española, estaba indocumentado y aparentemente ebrio, según les informaron otros testigos. El agresor, según las mismas fuentes de la investigación, sería un hombre calvo y con barba.

El herido ha sido operado en el Hospital de La Paz, y su vida no corre peligro. El joven había sido estabilizado por Samur-Protección Civil en el mismo lugar de la agresión, al que llegaron de inmediato los sanitarios, al igual que varios agentes de la Policía Nacional, que se encontraban cerca del estadio, dentro del dispositivo de seguridad con motivo del partido.