La reunión entre la AFE y los capitanes de los equipos de la primera división española ha dejado claro que la postura unilateral de la Liga, llevándose "uno o dos" partidos por temporada durante los próximos 15 años a los Estados Unidos, uno de ellos de Real Madrid o Barcelona, no ha gustado en absoluto. David Aganazo ha cargado duramente contra la actitud de Javier Tebas, y aunque ha dejado claro que "hay necesidad de arreglarlo con la patronal", la amenaza de huelga también ha flotado sobre el ambiente.

Y es que Aganzo aseguró que los futbolistas llegarán "hasta el final", en caso de que la Liga no rectifique ese acuerdo por el que se van a ver obligados a jugar partidos de liga en otro continente. "Nosotros tenemos varios problemas. Necesitamos arreglarlo con la patronal y le diremos todos nuestros problemas. Si a partir de ahí y tras unos días no nos contestan tenemos que arreglar la situación. Estamos convencidos de llegar hasta el final", aseguró.

El motivo de la disputa ha sido el acuerdo de 15 temporadas firmado entre LaLiga y Relevent, una multinacional de medios, transportes y entretenimiento en Estados Unidos y Canadá. Es una iniciativa que ya hemos visto en la NBA, la NFL, la MLB o la NHL, que disputa encuentros fuera del continente americano, si bien es cierto que la cultura deportiva en norteamérica es radicalmente distinta de lo que se siente en el fútbol europeo, y sirva como ejemplo el particular modelo de franquicias que puede llevar a un equipo de un lado a otro del país, algo que choca frontalmente con el sentimiento de pertenencia de los aficionados en el balompié español.