Patricio O'Ward
Accidente de Patricio O'Ward en los entrenamientos de las 500 millas de Indianápolis. Captura de pantalla @NBC

La semana de entrenamientos libres de las 500 millas de Indianápolis está dejando muchas piezas para el desguace. Después de los accidentes de Fernando Alonso y Felix Rosenqvist el miércoles, este jueves le ha tocado el turno a Patricio O'Ward, que casi acaba bocaabajo tras un fuerte choque contra el muro del óvalo más famoso del mundo.

El joven piloto mexicano iba persiguiendo otro coche cuando el rebufo le jugó una mala pasada. O'Ward trompeó cuando afrontaba una de las curvas y no pudo evitar ir de pasajero hasta que su Carlin Racing (fabricante que colabora como socio de McLaren para el monoplaza de Fernando Alonso) se estrelló con violencia contra el lateral de la pista.

El golpe fue de tal violencia que salió despedido por los aires hasta quedarse a dos ruedas y casi volcar.

Se estima que el accidente se produjo a más de 320 km/h, pero el piloto pudo salir por su propio pie. Tras pasar por el centro médico, O'Ward aseguró que se encontraba bien tras el fuerte choque. "Estoy bien. Tengo un equipo muy fuerte detrás. Espero volver a pista en breve. En Indianápolis hay dos tipos de personas: los que se han estrellado y los que van a estrellarse y yo ya soy de los primeros", explicaba, mientras le mostraban las imágenes de su golpe.