Conducciones perfectas, toques infinitos y la ovación de un estadio entero: la exhibición de Zinedine Zidane a sus 51 años

Zinedine Zidane en el partido de homenaje a los 100 años del Girondins de Burdeos.
Zinedine Zidane en el partido de homenaje del antiguo estadio del Girondins de Burdeos.
Girondins de Bordeos
Zinedine Zidane en el partido de homenaje a los 100 años del Girondins de Burdeos.

Zinedine Zidane fue el gran protagonista del partido de homenaje a los 100 años del Estadio Chaban-Delmas, antigua casa del Girondins de Burdeos, su equipo entre 1992 y 1996. El exfutbolista galo vivió allí su segunda etapa profesional tras abandonar el Olympique de Marsella y no quería perderse un momento tan especial.

El exmadridista de 51 años, además, demostró sobre el terreno de juego del Chaba-Delmas que sigue manteniendo la clase que tanto maravilló a los aficionados del fútbol durante  más de 15 años.

Zidane ya creó gran expectación desde su llegada al estadio. Todos los focos apuntaban a él y, por supuesto, no defraudó. Nada más pisar el césped se convirtió en protagonista y dejó destellos de calidad.

En una de sus jugadas más destacadas combinó de todo. Condujo el balón por la banda durante varios metros dominando el esférico a la perfección con toques infinitos que se llevaron la ovación de las más de 40.000 personas que asistieron al encuentro.

El exjugador del Real Madrid fue sustituido en el minuto 44 por Rio Mavuba, pero antes también dejó varios pases hacia Pedro Pauleta que no acabaron en gol por poco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento