Desirée Vila, atleta paralímpica: "Celebro el cumpleaños de mi muñón porque estoy viva, podría haber muerto en un hospital"

fotografo: Jose Gonzalez Pérez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista Desi Vila
La atleta paralímpica Desirée Vila.
José González.
fotografo: Jose Gonzalez Pérez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista Desi Vila

Año 2015. La vida de Desirée Vila cambia drásticamente. A sus 16 años y durante un entrenamiento de preparación para el Europeo de gimnasia acrobática, la joven de Gondomar (Pontevedra) sufre una fractura de tibia y peroné. La lesión se agrava por una negligencia médica y acaba en la amputación de su pierna derecha. 

Lejos de hundirse, Vila se reinventa. Deja la gimnasia, pero prueba suerte en el atletismo adaptado. Ahora, tras participar en Tokio 2020, los Juegos Paralímpicos de París le esperan. Y mientras tanto, a pocos días de irse a Kobe para disputar el Mundial, se pasa por 20 Minutos para hablar de su futuro más inmediato, las lecciones que le ha dado la vida, su papel en la lucha por la visibilidad de la discapacidad...

Sus segundos Juegos Paralímpicos. ¿Qué expectativas tiene?Es bonito porque ya no es en situación post COVID como en Tokio. Tuvimos muchas limitaciones, no se podía salir de la Villa, no había público... Los voy a vivir de manera más especial porque ya son normales y me encanta relacionarme con otros deportistas, conocer otras culturas... También tengo la motivación extra de que estará mi familia, mis amigos y va a ser muy especial.

Además, París para mí es una ciudad con mucho significado porque mi última competición como gimnasta fue allí en un Campeonato del Mundo en 2014 justo hace 10 años. Una década más tarde en la misma ciudad y haciendo lo que más me gusta que es practicar deporte... ¡Ya te puedes imaginar lo especial que es!

¿Hay opciones de medalla?Siempre hay opción de medalla. Todo puede pasar y obviamente uno entrena para llegar a lo más alto. Si no sueñas con el pódium no bajas a entrenar todos los días. Ahora tengo un Mundial y ahí sí que veremos un poquito más la realidad de cómo están las rivales. En año olímpico no te puedes fiar mucho del ranking porque no es lo mismo competir en tu casa que competir bajo presión en un Campeonato del Mundo, en unos Juegos... Siempre hay posibilidades, eso está claro.

¿Tiene miedo a no lograr sus objetivos?El objetivo de este año era clasificarme, que cada vez está más difícil, y poder cumplir mi sueño de volver a estar en los Juegos. Ahora, con eso cumplido, quiero hacerlo lo mejor posible, pero tampoco me presionaré mucho. Sé lo que valgo y sé que me estoy esforzando al máximo. Luego hay cosas que no dependen de uno mismo. Si las rivales son más fuertes hay que aceptarlo, pero eso me motiva a seguir intentándolo. Mi objetivo también es preparar Los Ángeles 2028.

Si no sueñas con el pódium no bajas a entrenar todos los días

Es ya una deportista paralímpica destacada. ¿Le añade presión?No creo que sea de las más destacadas. Tienen mucha más presión los deportistas que consiguieron medalla en Tokio porque tienen que demostrar que siguen valiendo una medalla o que siguen estando en el top. Yo al final en Tokio quedé sexta y me llevé un diploma olímpico que creo para ser la primera participación en unos Juegos está muy bien. No creo que vaya con presión extra, todo lo que venga de más es positivo.

¿Cómo se prepara para una competición tan importante?A nivel físico es fácil porque al final tengo un equipo y son los profesionales que saben lo que hay que hacer. Confío al 100% en mi entrenador y mi preparadora física, en el servicio médico, en toda la gente que me rodea. Es tan fácil como ir a entrenar y seguir sus órdenes.

Lo difícil es mantener la motivación durante un año tan largo. Llevamos entrenando desde mediados de agosto sin festivos sin vacaciones, sin descanso. A eso hay que sumarle que en un año olímpico las marcas y los medios de comunicación te dan más visibilidad y hay que aprovechar todas esas oportunidades, pero también es un trabajo extra. Tienes que cuidar tu cuerpo, trabajar esa imagen personal que te ayuda a que la gente sepa de ti aunque no consigas medalla y así puedas seguir en el deporte de élite. Lo más complicado es conseguir el balance entre todo.

fotografo: Jose Gonzalez Pérez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista Desi Vila
La atleta paralímpica Desirée Vila en la redacción de '20 Minutos'.
José González

¿Cómo ve al deporte español en estos Juegos Paralímpicos?Cada vez es más difícil porque cada vez hay más nivel y más recursos. Los países ponen una parte de su presupuesto en el deporte y la gente sí se puede dedicar profesionalmente a ello cuando antes quizá no, pero los países fuertes al final son los desarrollados. Son los que se pueden permitir una prótesis para saltar o una silla de ruedas y los que tienen menos estigmas negativos tienen sobre el mundo de la discapacidad.

Una persona en Kenia tiene posibilidades de ser maratoniano y, sin embargo, en Paralímpicos quizá no porque hay muchos prejuicios y no tiene recursos. Eso juega a nuestro favor en el sentido en el que España da mucho presupuesto al mundo del deporte y permite que los deportistas podamos tener una vida digna, dedicarnos a esto, cotizar en la seguridad social... España es uno de los países más fuertes a nivel paralímpico en todo el mundo y vamos a por todo.

¿Qué necesita el deporte paralímpico para tener mayor repercusión?Siempre nos quejamos de que los medios de comunicación no nos dan la suficiente visibilidad, pero yo creo que también es un trabajo personal de cada uno de los atletas. Tenemos que entender que además de la labor que hacemos representando a nuestro país e intentando conseguir una medalla hay mucho más. Podemos dar a conocer el mundo del deporte adaptado, de la discapacidad, de las prótesis... Todo eso depende de nosotros y de la implicación que queramos.

A mí me conoce más la gente que a otro deportista que haya ganado una medalla porque yo trabajo esa parte e intento tener un impacto en la sociedad más allá de correr y saltar. Necesitamos ayuda de las empresas privadas y demás, pero también es nuestra labor.

Es muy activa en las redes sociales y eso le está ayudando a conseguir ese objetivo.Sí. Cuando yo estaba en el hospital y me amputaron la pierna no tenía ni idea de qué era una prótesis de correr ni que existían los Juegos Paralímpicos. Ahora intento transmitir que si mañana una niña o un niño está en la misma situación sepa que hay posibilidades, que hay muchos deportes que puede practicar y que se puede dedicar a ello profesionalmente.

Un 10% de la población tiene discapacidad y hay mucha gente que todavía esconde las prótesis y no se siente segura de mostrar una realidad que no tiene por qué ser negativa. Intento darle visibilidad a través de las redes sociales.

Tuve la suerte de que encontrarme con un entrenador que creyó en mí

Al final se está convirtiendo en referente.No es tanto como que quiero ser un referente o que la gente piense 'quiero ser como Desirée Vila'. Quiero ser algo y tengo la posibilidad de hacerlo. Si yo lo he hecho esa persona en mi misma situación también podrá hacerlo. A mí me sirvieron de mucha ayuda Irene Villa y Almudena Cid. Para mí fueron referentes para saber que no tenía que ponerme el límite en aprender a caminar, sino que quería ir más allá. Quiero aprender a correr, aprender a saltar, dedicarme a esto profesionalmente... Lo importante es que sepan que es posible hacerlo.

Su vida cambió por una negligencia médica. ¿Sigue pensando en ello?
Hace casi 10 años de aquello y celebro todos los años el cumpleaños de mi muñón, el cumplemuñín. No por el drama de 'guau, me pasó esto, qué triste', sino todo lo contrario. Es celebrar la vida, celebrar que estoy viva cuando podría haber muerto en una cama de hospital. He tenido la fortuna de salvarme y no pienso en por qué a mí ni en el qué hubiese pasado si ese día no hubiera ido a entrenar. Sin aquello tampoco estaría de camino a unos Juegos Paralímpicos en París.

Hay tantas cosas que no tienen explicación que uno lo que tiene que hacer con las situaciones complicadas es aceptarlas y tirar para adelante y sacarles la parte positiva.

¿Cómo fue el paso de la gimnasia al atletismo adaptado?A nivel físico tuve primero que adaptarme a las prótesis. Yo no siento la pierna. No tengo sensibilidad y no tengo el impacto en el pie cuando apoyo la prótesis. El músculo no se contrae, no tengo pierna. Lo más difícil fue confiar en ese mecanismo, en que cuando apoye esa prótesis no se romperá, sino que me devolverá la energía.

fotografo: Jose Gonzalez Pérez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista Desi Vila
La atleta paralímpica Desirée Vila.
José González

¿En algún momento se le pasó por la cabeza dejarlo?Sí, sí. Cuando fui a mi primer torneo internacional, un europeo, me salió muy mal. Hice salida falsa en los 100 metros lisos y me descalificaron, no pude correr la longitud. Me salió tan mal que me vine muy abajo y dije 'buah, esto no es para mí, no se me da bien, no sirvo para esto'. Tuve la suerte de que me encontré con un entrenador que creyó en mí y que dijo 'venga, vamos a intentarlo'. Me devolvió esa confianza en mí misma. Menos mal porque si no... no estaría aquí.

¿Siempre se ha sentido apoyada?Sí, siempre. Cuando me amputaron la pierna todo el mundo sabía que iba a volver al deporte incluso antes de que yo quisiese o pensase en ello. Yo primero tenía que aprender a caminar, pero la gente ya sabía que mi esencia es competir y cuando uno tiene esa esencia busca la manera de hacerlo como sea. Siempre he sentido el cariño de la gente, han creído en mí antes que yo misma.

¿Sentía la necesidad de triunfar para olvidar el pasado?Uf, yo creo que hasta hace poco no. Nunca lo había hecho por nadie, lo hacía por mí, pero cuando estás en un nivel en el que tanta gente depende de ti es imprescindible. Tengo un equipo detrás y ya no solo yo quiero ganar, mi entrenador que está todos los días conmigo quiere que ganemos, mi equipo, mi familia, la gente que me sigue...

Al principio solo lo hacía por mí, pero no tenía la necesidad de demostrar nada a nadie. No se esperaba nada de mí, ahora sí. Tienes un compromiso, aunque realmente no te genera tanta presión como tú misma te pones.

¿Qué queda de la Desirée de antes de la amputación en la de ahora?Todo y nada. La base es la misma y creo que eso es por lo que me ha ido bien. Si me hubieses conocido cuando hacía gimnasia dirías que soy la misma persona porque esa inquietud y energía de estar siempre intentando hacer cosas lo sigo teniendo. Obviamente con los años he adquirido una madurez que me ha permitido poner las ver las cosas con perspectiva. Lo malo no me afecta tanto y lo bueno tampoco. He sabido relativizar un poco porque si no cuando te va mal pues te vienes muy abajo y luego es difícil salir de ahí.

¿Cómo se definiría como atleta?Soy disciplinada, trabajadora... Cuando me marco un objetivo voy a por ello y me olvido de todo lo demás. No pienso tanto en lo que tengo que dejar atrás porque no me importa, no es un sacrificio, lo hago por placer.

fotografo: Jose Gonzalez Pérez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista Desi Vila

Desirée Vila

  • Atleta paralímpica. 25 años. Gondomar (Pontevedra)
Su carrera deportiva comenzó de la mano de la gimnasia acrobática, pero un entrenamiento le cambió la vida a los 17 años. Se lesionó y una negligencia médica al omitir varias pruebas acabó con la amputación de su pierna derecha. Lejos de hundirse, Vila decidió seguir probando suerte en el deporte, más concretamente en el atletismo adaptado. Ahora es una de las deportistas paralímpicas más mediáticas y afronta en París sus segundos Juegos.

¿Cómo ha cambiado su forma de ver la vida en estos diez años?He aprendido a disfrutar más del proceso. Imagina preparar unos Juegos. Te obsesiones mucho con el objetivo de llegar y cuando se termina es un poco como '¿y ahora qué?'. He aprendido a disfrutar un poco más el día a día. Estoy con ganas de que lleguen los Juegos Paralímpicos, pero también intento disfrutar de todo el proceso. Cuando pasan, ya nadie piensa en ti, pero tú tienes que seguir teniendo esa ilusión. O imagina que no llegas a los Juegos... Hay que disfrutar del camino porque por ejemplo si me lesiono antes y no tengo nada más... me cojo una depresión de caballo.

¿Qué sería de su vida sin el deporte?No sería yo, no sería Desirée Vila. En mi familia nadie hace deporte, pero siempre nos han dado libertad para hacer lo que quisiéramos. A mí me gustaba el deporte y me apuntaron, también porque por suerte mis padres tienen la capacidad económica y los recursos para ello. El deporte en mi caso nació de mí, de la ilusión, yo disfrutaba haciendo lo que hacía y por eso soy la que soy. Sin el deporte no sé a qué me dedicaría porque el resto de las cosas se me dan mal –se ríe-.

Redactor deportes '20minutos'

Graduada en Periodismo y máster en Periodismo Multimedia Profesional por la Universidad Complutense de Madrid, pertenezco a la sección de Deportes de 20minutos tras pasar por Cultura. Apasionada del deporte en general y del fútbol en particular. Con muchas ganas de seguir aprendiendo y mejorando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento