Nadal, antes de su debut en el Godó: "Me lo tomo como mi último año y quiero disfrutar de cada momento"

El balear ha confesado que este curso "me lo tomo como mi último año y quiero disfrutar de cada momento".
El balear ha confesado que este curso "me lo tomo como mi último año y quiero disfrutar de cada momento".
El balear ha confesado que este curso "me lo tomo como mi último año y quiero disfrutar de cada momento".
Rafa Nadal, durante su entrenamiento en Barcelona este lunes.
EFE

Ha costado más de tres meses, pero por fin Rafa Nadal vuelve a las pistas. El Conde de Godó será la primera arena que pise para competir desde que se lesionase en Brisbane en enero, casi un año después de la lesión que le tuvo fuera toda la temporada pasada. Ahora, en el día previo a su regreso, el balear ha confesado que este curso "me lo tomo como mi último año y quiero disfrutar de cada momento".

"Ha sido una semana de entrenamientos muy positiva. He estado entrenándome aquí con jugadores que tienen un gran nivel y me he sentido bien. Me siento listo para competir", ha explicado sobre sus sensaciones, en una sala de prensa abarrotada de periodistas, tras completar su último entrenamiento en el RCT Barcelona-1899.

Nadal, que hace tres meses y medio que no disputa un partido oficial, desde que perdió en tercera ronda de Brisbane ante Jordan Thompson y debutará este martes ante Flavio Colbolli, recordó que el de Barcelona será "solo" su segundo torneo del año.

Las molestias abdominales que le impedían ejecutar su saque con normalidad parecen haber remitido y, a sus 37 años, asegura que se toma como "un regalo" volver "a competir" en uno de sus torneos fetiche.

"No estar en Montecarlo me dolió, pero por suerte las cosas han mejorado esta semana y me siento suficientemente a gusto para jugar mañana", explicó Nadal, quien insistió en que tiene "la sensación" de que esta será su última aparición en el Godó.

En cualquier caso, el 14 veces ganador de Roland Garros adelantó que piensa "salir a por todas" este martes, ya que su objetivo es "disfrutar y ser competitivo" sobre la arcilla de la capital catalana hasta el último día.

La renuncia por lesión de su compatriota Carlos Alcaraz deja al torneo sin el campeón de sus dos últimas ediciones y frustra una hipotética semifinal con Nadal, algo a lo que restó importancia el manacorí: "Me sabe mal por él, porque no puede jugar un torneo importante que ha ganado dos veces, y le deseo que se recupere rápido y bien, pero yo no estoy capacitado para pensar en semifinales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento