"Malas noticias sobre el cáncer... que no van a frenar mi sueño paralímpico de París"

Vídeo de Loida Zabala, semana 9.
Vídeo de Loida Zabala, semana 9.
Vídeo de Loida Zabala, semana 9.
Loida Zabala, comunicando las malas noticias.
Redes

¡Hola lectores y lectoras del 20 Minutos! Esta semana he recibido una llamada de una de mis oncólogas para recibir una mala noticia. Ella ha recibido el resultado del último TAC de cerebro que se me ha realizado, donde han visto que tengo un residuo tumoral que parece que ha sangrado un poco. La oncóloga me comentaba que para nada me recomienda volar en avión este miércoles, a la Copa del Mundo de Egipto y que si iba, era una decisión sólo mía. Eso significaría quedarme sin los Juegos Paralímpicos de París, por lo que mi respuesta ha sido que "yo voy a viajar este miércoles a Egipto, no hay otra opción posible".

Emocionalmente estaba preparada para cualquier noticia que me pudiesen dar en relación al cáncer, pero no estaba preparada para alejarme de mi gran sueño, los Juegos, y eso es lo que me ha afectado de esta llamada. Seguidamente envié un WhatsApp a mi oncóloga principal, Maru, para pedirle que me llamase cuando pudiese. Ella me llamó al momento y me volvió a llenar de luz con sus palabras como hace siempre. Me dijo que entiende mis metas y que ellas están ahí para ayudarme a conseguirlas. 

Le he preguntado que qué podía hacer si tuviera algún problema en el avión por un sangrado cerebral y me ha guiado para que mi entrenador Óscar, que viaja conmigo, me ayude si hay cualquier incidencia de salud. Ahora estoy a la espera de que me den cita para que me hagan una resonancia, es la única forma de que puedan ver bien qué es lo que tengo.

Es muy importante que el médico o médica que lleve un caso, y más si es oncológico, tenga la mayor empatía posible con el paciente. La salud física es muy importante por supuesto, pero pienso que la salud mental también lo es. No dar importancia a las metas, objetivos y sueños del paciente, metiéndole en una caja de cristal, no va a ayudar al paciente a mantenerse motivado. Un paciente que tiene metas y sueños por cumplir, se agarrará con fuerza a la vida y a cualquier tratamiento que tenga que seguir.

Y ahora sí, empieza la cuenta atrás, ¡el miércoles nos vamos a Egipto!

¿Nos acompañas?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento