Desastre del Sevilla: se deja remontar ante el PSV y se despide de la Champions

Los jugadores del PSV celebran la victoria en el hundimiento del Sevilla.
Los jugadores del PSV celebran la victoria en el hundimiento del Sevilla.
EFE
Los jugadores del PSV celebran la victoria en el hundimiento del Sevilla.

El Sevilla FC tiró por la borda el sueño de la Champions este miércoles tras desperdiciar una ventaja de 2-0 ante el PSV. El combinado de Diego Alonso se hundió por completo con la expulsión de Ocampos y los neerlandeses aprovecharon la superioridad para remontar en tan solo 20 minutos y sellar la eliminación de los locales de la máxima competición europea en una de las noches más negras de la historia del club.

Los hombres de Diego Alonso sabían muy bien lo que se jugaban y lo demostraron con una puesta en escena agresiva. Espoleados por una grada volcada a pesar del complicado horario, los hispalenses apretaron con una presión muy alta ante un PSV que apostó por enfriar el partido desde el control del balón en campo propio.

El paso de los minutos asentó al Sevilla, cómodo en el césped maltratado por la lluvia, aunque ello no se tradujo en ocasiones demasiado claras más allá de un cabezazo desviado de Ramos y un tiro impreciso de Acuña.

El PSV sí que logró encontrar su ocasión, un centro lateral de Bakayoko al que casi llega Till y que exigió a Dmitrovic. El serbio estuvo algo impreciso en ese balón y la grada contuvo la respiración antes de resoplar con la parada ejecutada en dos tiempos.

El susto fue el 'pique' que hizo hervir la sangre de los hispalenses, la consecuencia directa del gol. Pudo llegar primero en un mano a mano en solitario de En-Nesyri, pero el marroquí lo estrelló al muñeco.

Entonces apareció Ramos en la noche más crucial del curso del Sevilla. Él fue el encargado de rematar, con mucha fortuna, un balón colgado de Rakitic al que no llegó En-Nesyri de cabeza. Fue el primer gol del camero en su regreso a casa, la leyenda volvió a demostrar que no ha vuelto para pasearse.

El Sevilla se creció con el gol y muy pronto pudo duplicar la ventaja en el momento más frenético de la primera mitad. Sow remató a placer en el corazón del área, pero el gol fue anulado por mano y justo a continuación En-Nesyri reventó la cruceta con un cabezazo que se convirtió en contra del PSV. Hirving Lozano cerró el ataque con un disparo que le costó una lesión y que atajó bien el meta sevillista.

Las sensaciones del Sevilla camino a vestuarios fueron, quizás, las mejores de un curso muy duro hasta el momento, pero aún fueron mejores en un arranque sensacional de la segunda mitad. Un pase perfecto de Acuña fue recogido por En Nesyri en el corazón del área, donde solo la tuvo que picar para poner el segundo tanto en el marcador apenas 40 segundos después de la reanudación.

Se las prometía felices el Sevilla en un partido que pronto se torcería por completo. El desastre comenzó con la expulsión de Ocampos, fuera de sí tras recibir una primera amarilla en una jugada en ataque que ya le impedía jugar el último duelo de la fase de grupos. El argentino tardó apenas otros cuatro minutos en pasarse de la raya en una acción defensiva.

Con un hombre menos empezó un asedio con premio instantáneo para los neerlandeses. Dest la colgó al corazón del área y Saibari se inventó un remate imposible de espaldas para colocarla en la escuadra. El infierno no había hecho más que empezar para los de Diego Alonso.

Los neerlandeses asediaron la meta de Dmitrovic. El meta no tuvo mucha ayuda de una defensa sobrepasada y no paraban de crecerle los enanos a los locales, pues unas molestias dejaron KO a En Nesyri.

El desastre se palpaba en el ambiente hasta que un gol en propia de Gudelj, en un intento de despeje de un balón no dirigido a puerta, selló el empate del PSV. Se hizo el silencio en el Pizjuán y el empate, un disgusto al principio, se convirtió en bueno con el paso de los minutos.

Los sevillistas cambiaron de mentalidad y se lanzaron como kamikazes a por el gol de la victoria con Rafa Mir y Óliver Torres, momento de la contra definitiva, el pullazo mortal del PSV. Fue en el último minuto del descuento, cuando un cabezazo de Pepi para remachar un contragolpe perfecto puso fin a la historia del Sevilla en Champions.

El desastre empujó a los aficionados cabizbajos hacia la salida del estadio antes del pitido final. Volvieron los silbidos en una noche que se antojaba gloriosa y que, a la postre, quizás la que sentencie a Diego Alonso en el banquillo y quién sabe si también a la actual directiva amenazada por la candidatura de José María del Nido.

Un partido resta al equipo sevillista en la fase de grupos con el pase a la Europa League en juego. Deberán ganar al Lens en Francia -sin los amonestados Ocampos y Fernando- para lograr la tercera plaza y la clasificación a su torneo fetiche que ha ganado en siete ocasiones.

Placeholder mam module
Sevilla - PSV, en directo: resultado y goles de la fase de grupos de la Champions
Mostrar comentarios

Códigos Descuento