La Fiscalía pide nueve años de prisión para Dani Alves

La Fiscalía de Barcelona pide nueve años de prisión para Dani Alves por la presunta violación a una joven en la discoteca Sutton de Barcelona.
La Fiscalía de Barcelona pide nueve años de prisión para Dani Alves por la presunta violación a una joven en la discoteca Sutton de Barcelona.
La Fiscalía de Barcelona pide nueve años de prisión para Dani Alves por la presunta violación a una joven en la discoteca Sutton de Barcelona.
l futbolista Dani Alves, durante el Mundial de Qatar el pasado diciembre.
Getty Images

La Fiscalía de Barcelona pide nueve años de prisión para Dani Alves por la presunta violación a una joven en la discoteca Sutton de Barcelona el pasado 30 de diciembre de 2022. Además, solicita una indemnización de 150.000 euros para la víctima y 10 años de libertad vigilada.

La Audiencia de Barcelona ya ha ratificado en dos ocasiones el encarcelamiento del exfutbolista del FC Barcelona. Ahora, tras el escrito de la Fiscalía, le toca a la acusación particular y después a la defensa del brasileño, que ha vuelto a pedir su libertad. Alves lleva encarcelado en el centro penitenciario de Brians 2 desde el pasado 20 de enero.

La Fiscalía, en cambio, se sigue oponiendo a esa petición de libertad para Dani Alves dada la proximidad de la celebración del juicio, ya que considera que persiste el riesgo de fuga por las elevadas penas a la que se enfrenta. Además, la carencia de arraigo efectivo en el territorio nacional del procesado (el vínculo matrimonial o una vivienda en España no desvirtúan este riesgo de fuga) y la gran capacidad económica que posee le permitirían salir con facilidad del país.

Se trata de la tercera ocasión en que la Fiscalía de Barcelona se muestra contraria a conceder la libertad al brasileño, opinión que ha compartido la Audiencia de Barcelona en los dos precedentes. Además, la Fiscalía Provincial entiende igualmente que no serían aplicables las penas mínimas de un año de prisión alegadas por la defensa, aunque el procesado haya consignado la cantidad pedida en concepto de fianza.

La jueza considera que existen "indicios racionales suficientes" para "suponer" que Dani Alves estuvo bailando con la víctima y que el exfutbolista, en dos ocasiones, le cogió la mano y se la puso en su pene, ante lo que la chica la retiró ambas veces.

Posteriormente, desde la puerta que daba a un pequeño lavabo de uso exclusivo para la zona VIP, Alves llamó a la chica y, cuando la joven acudió, tiró con fuerza de ella, ante lo que la víctima le decía que se detuviera, que la dejara salir y que se quería ir.

Pese a ello, según la jueza, Alves no hizo caso, le subió el vestido, hizo que se sentase sobre él, le cogió la parte posterior de la cabeza y la tiró al suelo -lo que le causó a la chica una herida en la rodilla-, para intentar que le practicara una felación, aunque no lo logró, lo que "enfureció" al futbolista.

Ante esta situación, según el auto de procesamiento, el exinternacional brasileño pegó "varias bofetadas" en la cara a la víctima, la puso de espaldas contra el pequeño lavamanos, frotó su pene contra su cuerpo y finalmente la penetró "de manera violenta".

Durante la instrucción, Alves ha ofrecido ante la justicia hasta cuatro versiones distintas: primero alegó que no conocía a la víctima, admitió después que coincidió con la joven en el baño de la discoteca sin que sucediera nada entre ellos y, cuando la jueza confrontó sus explicaciones con las pruebas biológicas, sostuvo que la chica le había practicado una felación, de forma consentida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento