Los incidentes entre la policía y los ultras de Lens y PSV dejan 24 heridos y un detenido

  • Nuevo episodio de violencia radical en el fútbol europeo esta semana tras el vivido en Estambul.
La policía francesa intenta controlar a los ultras de Lens y PSV.
La policía francesa intenta controlar a los ultras de Lens y PSV.
Twitter
La policía francesa intenta controlar a los ultras de Lens y PSV.

Lens y PSV Eindhoven empataron ayer a 1 en casa del equipo francés en un encuentro correspondiente a la tercera jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League. Y, sin embargo, el fútbol fue lo de menos en una velada marcada y manchada por la presencia de ultras violentos de ambos equipos que causaron el caos en la ciudad gala.

Los incidentes dieron comienzo dos horas antes del encuentro, con más de 200 aficionados de Eindhoven por el centro de Lens. Poco a poco, se fueron acumulando seguidores neerlandeses hasta superar las previsiones de la Prefectura, que había anticipado la llegada unos 2.000 aficionados del PSV. De todos ellos, unos 500 eran considerados hooligans potencialmente violentos, y otros 1.500 como mínimo eran catalogados como ultras.

Para evitar cualquier problema, las fuerzas del orden les intentaron escoltaron a caballo, con brigadas motorizadas y con algunos agentes de civil, apoyados también por drones movilizados para vigilar el centro de la ciudad y los alrededores del estadio. No fue suficiente, porque los ultras desataron igualmente el caos, y no dejaron más remedio que responder a sus proyectiles y artificios pirotécnicos con gases lacrimógenos para dispersarlos. 

Nada pudo detener a los ultras, que prolongaron los altercados incluso en el estadio Félix Bollaert, donde había unos 40.000 espectadores, con el lanzamiento de objetos (incluidos asientos) durante el descanso. Ciertos aficionados del Lens, cuyos ultras se encontraron con los neerlandeses primero en la calle antes de ser separados, replicaron con el lanzamiento de vidrios hasta que llegaron los antidisturbios para separarlos.

De este modo, las trifulcas acabaron generando en las filas de unos y otros grupos de fans radicales hasta 24 heridos, incluyendo los cuerpos de seguridad allí presentes. Otra persona también fue detenida por deteriorar un vehículo de las fuerzas del orden, según la Prefectura citada por el diario La Voix du Nord.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento