La FIFA desarrolla una nueva norma del fuera de juego que puede cambiar el fútbol

  • Comenzará a probarla en categorías inferiores en Suecia, y próximamente Italia y Países Bajos.
  • Pretenden señalizar fuera de juego únicamente cuando el cuerpo completo del atacante supere al último defensor.
Árbitro señalando un fuera de juego.
Árbitro señalando un fuera de juego.
Visionhaus
Árbitro señalando un fuera de juego.

La FIFA, además de velar por la organización del fútbol mundial, tiene como cometido mejorar el deporte más seguido y popular del planeta. De ahí la aparición del VAR, la desaparición hace años de la Copa Confederaciones, la creación de la Finalíssima, o la implementación de medidas más recientes como el Mundial de 48 equipos que podremos disfrutar en 2026, en México, Canadá y Estados Unidos.

Otros avances como el de las pérdidas de tiempo, el juego parado o la modalidad de lanzamiento de penaltis siguen en el tintero, a la espera de encontrar una fórmula viable que no altere en exceso el espíritu del juego, huyendo en muchas ocasiones de la polémica que llegarían a suponer viendo los precedentes. 

Una polémica que está al caer, porque la FIFA y la IFAB (International Board), organismo que redacta las reglas del fútbol, han decidido probar una nueva metodología sobre una de las normas más elementales del fútbol, la que lo cambió todo hace más de cincuenta años: el fuera de juego. Una medida que, curiosamente, contrasta con la introducción del videoarbitraje y del fuera de juego semiautomático, que ya se probó en Qatar 2022.

Si ambas herramientas mejoraban con precisión clínica la capacidad del árbitro para pitar la infracción, ahora ambos organismos buscan lo contrario: evitar que se señalicen por el videoarbitraje algunos fuera de juego casi milimétricos, por mucho que lo sigan siendo. De este modo, sería necesario que el cuerpo del atacante supere por completo el del último defensor, para eliminar los 'orsay' que se indican por un pie, una rodilla o un hombro, partes casi imperceptibles de la anatomía humana que deciden jugadas cruciales.

Este nuevo concepto es denominado por muchos como ‘Ley Wenger’ en honor al ex entrenador del Arsenal, Arsène Wenger, vinculado desde su retirada a la FIFA en busca precisamente de innovaciones revolucionarias para mejorar el fútbol, y es seguro que dará mucho que hablar. Justo para evitar ese revuelo que puede causar a nivel mundial, al menos se ha decidido que comience a probarse en las categorías juveniles de Suecia (Sub-21 masculina y Sub-19 femenina), y próximamente en Italia y Países Bajos. 

La IFAB es la que regula actualmente, a través del artículo 11.2 del reglamento, el fuera de juego. Por eso, deberá dar su visto bueno final cualquier cambio o modificación en una norma que reza así: “Un jugador estará en fuera de juego si: cualquiera parte de su cabeza, cuerpo o pies se halla más cerca de la línea de meta contrario que el balón y el penúltimo adversario”.

Dudamos un poco al principio, pero después sentimos que estaba bien, que debíamos participar de esto. Especialmente después de hablarlo con estas categorías, que están expuestas al experimento. Es divertido estar involucrado en algo así desde el principio. La FIFA nos lo vendió bien. Confían mucho en nuestro fútbol y saben que tenemos una buena organización”, expresó al respecto de la medida piloto Per Widen, representante de la Federación de Suecia.

Si esto lleva a un fútbol más atractivo como marca la visión de la FIFA... Creo que se debería beneficiar a los atacantes, todos quieren eso. Será bueno. Habrá más goles, será divertido verlo. Todos quieren eso. Es bueno intentar participar en esto, probar y desarrollar”, opinó por su parte Jonas Eriksson, árbitro internacional sueco. Una afirmación con la que, desde luego, entrenadores y defensas no estarán de acuerdo en un principio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento