El Valencia tumba al Madrid en casa en un duelo muy caliente y vislumbra la salvación

Valencia-Real Madrid.
Valencia-Real Madrid.
EFE
Valencia-Real Madrid.

El Real Madrid cayó (1-0) ante el Valencia este domingo, superado por el hambre che en busca de la salvación en un duelo tenso, con Vinícius en el foco cuando detuvo el partido por unos insultos racistas y después terminó expulsado por una agresión que destacó el VAR.

Los de Carlo Ancelotti tuvieron una desagradable visita a Mestalla, donde los valencianistas celebraron media permanencia al meter cinco puntos con la zona de descenso con 9 en juego. La cantera demostró una vez más esa ambición en el equipo de Rubén Baraja, con el tanto de Diego López a la media hora. Clave fueron también las paradas de Mamardashvili, hasta tres de mérito en un largo descuento.

Con Tchouaméni y Camavinga en un centro del campo con Ceballos, al Madrid le costó conectar con rapidez como para sorprender a un Valencia concentrado en hacer un papel sin errores. La intensidad fue mayor en los locales, con una salida en tromba pidiendo dos penaltis en los dos primeros minutos ante un Madrid aún de luto por el 4-0 del Manchester City y tercero en la tabla tras la victoria del Atlético poco antes contra Osasuna (3-0).

De Burgos Bengoetxea se preparaba entonces para un duelo calentito, con Mestalla entonada desde ese instante hasta el final, con una víctima favorita. El público che no tardó en tomarla con Vinícius, seguramente en busca de sacar del partido al brasileño. Entre Nico, Almeida, Javi Guerra y Diego López, el Valencia creció y obligó también a las intervenciones de mérito de Courtois.

Almeida probó con un zapatazo que atrapó Courtois en el minuto dieciséis y las pulsaciones bajaron. No fue hasta la media hora de partido cuando los madridistas tuvieron una oportunidad a balón parado que Benzema lanzó directa a las manos de Mamardashvili y, en la siguiente jugada, Justin Kluivert centró para Diego López, que se tiró con todo para batir a Courtois. 

En la reanudación, Ancelotti usó la carta de Rodrygo, quien se asoció con su compatriota Vinícius. No fue un paso al frente decidido, sino un ida y vuelta en el que el Valencia llegó incluso a tener la más clara por medio de Diego López. El reloj corría y la producción ofensiva de los blancos dejaba mucho que desear.

A 20 minutos del final, el partido empezó a enturbiarse. Vinicius paró el juego señalando a la grada y durante 10 minutos el encuentro estuvo en el aire, hasta que desde megafonía se exigió el fin de los insultos racistas para reanudar el encuentro. Ancelotti habló con el brasileño y todos sus compañeros, pero aún quedaba mucho partido.

Mamardashvili empezó su espectáculo de paradas con una a bocajarro ante Valverde y otra más a Kroos. Entonces, se desató la tangana, con Hugo Duro sujetando del cuello a Vini y este respondiendo con un manotazo. La llamada del VAR fue para expulsar al jugador del Madrid, quien se fue manando el mensaje de 'a Segunda' a la grada, e incrédulo con los giros de un encuentro que ató el portero 'che' y que fue celebrado con euforia.

El recibimiento racista a Vinícius

El cántico racista de los aficionados del Valencia tras la llegada de Vinícius al estadio

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento