Francia es un polvorín: Le Graët se pilla los dedos con Zidane y Mbappé encabeza las críticas

El presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Noël Le Graët; el exentrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane; y el jugador del PSG, Kylian Mbappé.
El presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Noël Le Graët; el exentrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane; y el jugador del PSG, Kylian Mbappé.
LAPRESSE
El presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Noël Le Graët; el exentrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane; y el jugador del PSG, Kylian Mbappé.
El presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Noël Le Graët; el exentrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane; y el jugador del PSG, Kylian Mbappé.
Europa Press

Desde que el Mundial de Qatar llegó a su fin, la selección francesa se ha convertido en un auténtico polvorín que ha terminado de estallar este domingo con el presidente de la Federación gala, Noël Le Graët, y Zinedine Zidane en el foco y la renovación de Didier Deschamps al frente de 'Les Bleus' de fondo. El que fuera entrenador del Real Madrid era el gran candidato para suceder al técnico en el combinado nacional, y sobre ello se ha pronunciado el dirigente francés con unas polémicas declaraciones que han provocado las críticas de todo el deporte francés, encabezadas por su máxima estrella, Kylian Mbappé

"Me importa un bledo", aseguró en una entrevista con RMC Sport cuando le preguntaron sobre los rumores de la posible llegada de Zizou al banquillo de Brasil. "Hace lo que quiere, no es asunto mío", continuó con su respuesta antes de confirmar que no se reunió con él en ningún momento para hablar de su futuro como seleccionador porque "nunca nos planteamos separarnos de Didier".

Y fue a más Le Graët al afirmar que si el francés le hubiera llamado "ni siquiera le habría cogido el teléfono". "Haz un programa especial para que encuentre un club o una selección", apuntó en el programa. Fue la gota que colmó el vaso, pues ha desatado un alud de críticas por el menosprecio a la figura del exfutbolista.

Uno de los primeros en reaccionar fue Kylian Mbappé, que se mostró indignado por los comentarios del presidente de la FFF sobre un icono del fútbol francés como Zizou. "Zidane es Francia, no se le falta el respeto así a la leyenda", ha escrito el futbolista del PSG en sus redes sociales.

También Franck Ribéry ha salido en defensa del técnico. Con un tono irónico, el exjugador del Bayern de Múnich ha escrito "eres un encanto", antes de apuntar que "habrá que pensar en consultar rápidamente" para terminar su mensaje con el nombre de Zidane junto a una bandera de Francia.

"¿Estamos hablando de la leyenda Zizou?", se ha preguntado el exfutbolsita Laurent Paganelli, mientras que Djibril Cissé ha publicado una imagen suya vistiendo la elástica francesa con el texto "yo cuando escucho las palabras de Le Graët" y ha pedido que se marche en otro tuit.

Youri Djorkaeff ha opinado que ha sido "equivocado, fuera de lugar", pues ha señalado que "estamos hablando de un campeón del mundo, estamos hablando del Campeón del Mundo".

También han llegado críticas a Le Graët desde la NBA. El jugador de los Knicks, Evan Fournier, ha reprochado que "¡qué falta de respeto!", y se ha preguntado "¿cuántas meteduras de pata más tendrá que cometer antes de que se levante del suelo?". Por su parte, el exjugador Florent Pietrus se ha limitado a escribir el nombre del presidente de la FFF junto a varios emojis vomitando.

El Gobierno francés le pide que se disculpe

Tan desacertadas han estado las declaraciones de Noël Le Graët que hasta desde el Gobierno francés le han instado a disculparse públicamente con Zinedine Zidane. 

A través de sus redes sociales, la ministra de Deportes, Amélie Oudéa-Castéra, ha apuntado que "declaraciones de nuevo por tierra con el plus añadido esta vez de una vergonzosa falta de respeto, que nos ofende a todos, a una leyenda del fútbol y del deporte".

"Un 'presidente' de la principal federación deportiva de Francia no debería decir eso", ha señalado, y le ha pedido que se disculpe "por este exceso de palabras sobre Zidane, por favor".

El origen del 'lío'

La relación entre Zidane y la Federación francesa ya se atisbó tocada en la final de la Copa del Mundo, cuando el técnico recibió invitación para asistir y prefirió verla desde casa. Tampoco estuvo en Doha Karim Benzema, su gran amigo, envuelto en numerosas especulaciones sobre su tempranera marcha de la concentración por una lesión que era más leve de lo que parecía.

Entonces, los rumores sobre la posible continuidad de Deschamps al frente de la selección francesa ya eran fuertes a pesar de que todo apuntaba a que Zizou estaba destinado a sentarse en el banquillo de 'Les Bleus' tras el Mundial y por eso había decidido no aceptar ninguna de las propuestas que tenía de grandes clubes europeos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento