Bruno Fernandes sella el billete de Portugal para octavos y mete a Uruguay en problemas

Portugal-Uruguay
Portugal-Uruguay
EFE

Dos goles de Bernardo Silva le dieron a Portugal el billete para los octavos de final del Mundial de Qatar y dejan a Uruguay al borde del abismo aunque todavía con opciones de clasificación en la última jornada.  

Los lusos supieron aprovechar sus opciones en un duelo donde siempre pareció querer más que un rival que, pese a ello, gozó también de buenas ocasiones para haber obtenido un mejor resultado.

La bicampeona del mundo optó por ser más conservadora ya desde su alineación, con una defensa de cinco que le funcionó para controlar cualquier intento ofensivo de los de Fernando Santos, pero para poco más porque no se pudo acercar demasiado al área de Diogo Costa, con muy poco de Fede Valverde y con Darwin Núñez y Edinson Cavani totalmente desactivados por Ruben Dias y el veterano Pepe.

Portugal dominó casi siempre y fue el que más lo intentó en estos primeros 45 minutos. Sin embargo, la ocasión más clara fue uruguaya, gracias a una gran cabalgada de Bentancur, que no encontró oposición y se plantó en el mano a mano ante un Diogo Costo que le acertó a tapar el disparo.

El escenario cambió al inicio de la segunda mitad. Portugal volvió a empezar mejor y tras un aviso en una transición de Joao Felix, cuyo disparo se estrelló en el lateral de la red, se adelantó en el marcador. Cristiano apareció en el corazón del área para, aparentemente, tocar lo justo con la cabeza un buen envío de Bruno Fernandes y poner el 1-0. El de Madeira lo celebró, pero la FIFA le dio el tanto al asistente.

Uruguay se quedaba al borde del abismo, pero no tuvo capacidad de reacción porque la zaga portuguesa se mostró firme. Diego Alonso buscó soluciones y deshizo la defensa de cinco con las entradas de Pellistri y De Arrascaeta, y luego dio entrada arriba a Maxi Gómez y Luis Suárez por unos inocuos Darwin Núñez y Cavani.

Entonces, la madera, como sucediese ante Corea del Sur en el estreno, se cruzó en el camino de la bicampeona del mundo, que vio como el poste repelía el lanzamiento desde fuera de Maxi Gómez. Esa opción animó al combinado charrúa que vivió sus mejores momentos con otras dos buenas oportunidades de Luis Suárez, que remató al lateral de la red, y de De Arrascaeta, que se topó con la salida de Diogo Costa.

Santos decidió entonces guardar el preciado botín que tenía y retiró a Joao Felix y Cristiano Ronaldo para meter más piernas frescas y de contención. La sentencia llegó en el descuento, con una mano de Giménez dentro del área que acabó en un penalti que Bruno Fernandes no desperdició.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento