La crisis de las selecciones europeas convierte a Brasil de Neymar y la Argentina de Messi en las grandes favoritas en el Mundial de Qatar

Messi, durante el Argentina-Brasil.
Messi, durante el Argentina-Brasil.
DPA vía Europa Press

La última 'ventana' de partidos antes de que las 32 selecciones se concentren para el Mundial de Qatar 2022 mantuvo las certezas de Brasil y Argentina, que solventaron con autoridad dos amistosos ante selecciones de nivel inferior, y elevó las dudas de la defensora del título, Francia, que se quedó fuera de la fase final de la Liga de Naciones y estuvo incluso cerca de descender de categoría, como le ocurrió a otra potencia, Inglaterra. 

Además, España ofreció luces -victoria ante Portugal- y sombras, los lusos siguen con dudas en su juego y Bélgica no parece preparada para el gran reto de ir a por un Mundial. Así, las dos potencias sudamericanas se han convertido en las grandes favoritas para la victoria en Qatar ante las dudas de las selecciones europeas

Brasil y Argentina, en su mejor momento

Brasil y Argentina siguen con paso firme y, a poco menos del inicio de la gran fiesta del fútbol mundial, su candidatura a luchar por el título en la cita universal es indudable. Neymar y Leo Messi ejercen de auténticos referentes, pero junto a su liderato, Tite y Lionel Scaloni tienen dos plantillas enormes.

Brasil se deshizo con goleada en sus amistosos en Le Havre y Saint Denis de dos selecciones que también estarán en el Mundial, Ghana (3-0) y Túnez (5-1). Aunque eran rivales de un nivel inferior, el arsenal de la Canarinha quedó una vez más demostrado. Inagotable, extenso.

Richarlison logró un doblete ante las 'estrellas negras' y añadió otro tanto en el segundo encuentro, y Raphinha hizo lo propio frente a las 'águilas de Cartago' con dos dianas y una asistencia. Neymar aproximó su cuenta anotadora con la selección a la de Pelé y los Lucas Paquetá, Vinicius Junior, Pedro, Antony, Rodrygo presentan una vertiente ofensiva temible, siempre bien resguardada por los Casemiro, Fred, Martinhos, Thiago Silva...

La 'Scaloneta' mantiene su velocidad de crucero. En su caso jugó los dos amistosos en Estados Unidos. Sus oponentes, Honduras y Jamaica, eran aún de un nivel menos relevante. A las dos les ganó en el Hard Rock Stadium y en el Red Bull Arena por 3-0.

Messi sumó dos tantos en cada partido. En el segundo le sobró con media hora en el terreno de juego. Lautaro Martínez y Julián Álvarez acompañaron a la estrella del PSG en la faceta anotadora, pero con independencia de ello el bloque volvió a funcionar con Rodrigo de Paul y Gio lo Celso haciendo funcionar la maquinaria junto a Leandro Paredes y Güido Rodríguez y una contención muy sólida.

Ganadora de la Copa América y de la Finalissima, la Albiceleste enfoca el Mundial con ilusiones renovadas de ser protagonista en Catar tras su deficiente actuación en Rusia 2018. Las cosas han cambiado notablemente desde entonces.

Dudas y crisis en Europa

Las potencias europeas cerraron la fase de grupos de la tercera edición de la Liga de Naciones. Pasaron a la fase final Países Bajos, España, Croacia e Italia. Se quedaron fuera, entre otras, una decepcionante Francia, Portugal, Alemania, Inglaterra, Bélgica o Inglaterra, que descendió de categoría.

Francia, la vigente campeona mundial, ha tenido una más que discreta Liga de Naciones, en la que también defendía el título logrado ante España en la pasada edición. Instalada en el 'grupo de la muerte' ha estado cerca de descender.

Se salvó gracias a su victoria sobre Austria en Saint Denis (2-0) con goles de Kylian Mbappe y Olivier Giroud y a la derrota del conjunto centroeuropeo frente a Croacia, porque de haber ganado el conjunto de Ralf Rangnick en la última jornada habría bajado. Es decir, llegó a la jornada final sin depender de sí misma para no descender

Sucumbió el cuadro de Didier Deschamps, donde las aguas bajan revueltas, en el Parken de Copenhague por 2-0 ante la pujante Dinamarca. Le faltaba el madridista Karim Benzema en esta 'ventana' pero no es justificación a una fase en la que el once del gallo tan solo ha ganado un partido.

Inglaterra, cuarta en Rusia 2018, es la gran decepción. El conjunto de Gareth Southgate, tras ser finalista en su Eurocopa, no ha encontrado continuidad y en la próxima edición jugará en la Liga B tras acabar último en su grupo por detrás de Italia, la campeona continental que se perderá su segundo Mundial consecutivo, la sorprendente Hungría y Alemania, que no acaba de reencontrar su habitual competitividad.

Bélgica, tercera en Rusia, cedió ante su eterno rival, Países Bajos. El equipo que dirige el español Roberto Martínez superó a Gales (2-1) en Bruselas y se jugó el pase en el Johan Cruyff Arena de Ámsterdam, donde cayó 1-0 víctima de un remate de Virgil van Dijk.

La Portugal de Cristiano Ronaldo tenía en su mano pasar a la fase final, pero se quedó fuera al perder en Braga ante España con un gol postrero de Álvaro Morata. El equipo de Luis Enrique Martínez fue inferior durante una hora, pero en el último tramo, con la entrada de los 'niños' Pedri, Gavi, Nico Williams, Yeremy Pino, así como con la del capitán Sergio Busquets, mejoró notablemente, presionó y encontró el premio del 0-1.

España, subcampeona de la pasada Liga de Naciones, estará de nuevo en la lucha por el título pese a las dudas dejadas en el anterior partido ante Suiza, frente a la que perdió en Zaragoza por 1-2 en un mal partido. La mejoría en la última media hora y el triunfo en Portugal suponen un refuerzo moral indudable para encarar el Mundial.

Completa el cuarteto Croacia, finalista en Rusia, que se ha ganado la plaza después de un mal comienzo. Selló el billete con dos victorias ante Dinamarca (2-1) y Austria (1-3). Con 37 años, Luka Modric sigue siendo el líder del equipo ajedrezado, que vuelve a presentar su candidatura a ser protagonista en Qatar 2022, aunque la victoria final suena casi a milagro para los balcánicos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento