El Villarreal culmina su gesta europea y se mete en semifinales derrotando al coco Bayern

Alegría desatada entre los jugadores del Villarreal.
Alegría desatada entre los jugadores del Villarreal.
EFE

El Villarreal hizo historia en Múnich. El conjunto castellonense tiró de épica para conseguir la clasificación para semifinales de la Champions League con un gol de Chukwueze en el minuto 88 del partido que sirvió para empatar el encuentro, eliminar al Bayern y pasar a semifinales.

El Submarino fue un muro en defensa durante los primeros 45 minutos de partido y el duelo se fue sin goles al descanso. El Bayern salió a buscar un tanto que empatase la eliminatoria desde el arranque y tuvo constantemente la iniciativa y el balón. Una situación que llevó a los de Unai Emery a cerrarse atrás y centrarse en contener las embestidas alemanas.

Aun así, y pese a la dinámica defensiva del equipo, el Villarreal metió el miedo en el cuerpo al Bayern con un contragolpe que terminó en un remate desviado de Danjuma en el minuto 41 de la primera parte. Un toque de atención para el conjunto germano que, sin embargo, siguió centrado en atacar y mantuvo la estructura de solo tres defensas.

El problema de la primera mitad para el Bayern fue que tuvo la posesión del balón y desarrolló su juego en el campo del Villarreal pero no fue capaz de crear ocasiones claras. La defensa castellonense se mantuvo firme y supo quitar peso al asedio alemán, y meter el susto en el cuerpo al Allianz Arena con una ocasión de Gerard Moreno al borde del descanso.

El guion se mantuvo durante los primeros compases de la segunda mitad, hasta que Lewandowski abrió la lata en el minuto 51 y marcó el gol que igualaba la eliminatoria y tiraba por tierra todo el trabajo defensivo del equipo de Emery. Para colmo, los castellonenses, lejos de cambiar el chip, siguieron encerrados en su área, sin ser capaces de pasar al campo del Bayern.

El conjunto de Julian Nagelsmann perdonó el segundo al Villarreal poco después con un remate de cabeza de Müller que la mandó fuera estando completamente solo en el área. Todo lo contrario que en la otra portería, donde el equipo amarillo aprovechó un descuido alemán para que Chukwueze marcase en el minuto 88 y protagonizara posiblemente la mayor proeza en la historia de este modesto equipo que, por segunda vez en su vida, se planta en las semifinales de la Liga de Campeones. Allí, posiblemente espere el Liverpool, pero hasta entonces, hay tiempo para disfrutar. El Bayern de Múnich está eliminado, el Villarreal pasa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento