La lección de fútbol de Benzema y Modric: la veteranía de dos genios regala al Madrid otra histórica noche en Europa

Luka Modric y Karim Benzema, líderes del Real Madrid.
Luka Modric y Karim Benzema, líderes del Real Madrid.
EFE
Luka Modric y Karim Benzema, líderes del Real Madrid.
EFE

Zadar, 1985. Lyon, 1987. Dos lugares y dos fechas que escriben con hilo de leyenda la historia del Real Madrid. En uno, hace 36 años, nació Luka Modric. En otro, dos después, Karim Benzema. Este miércoles, capitán y '10' guiaron al equipo blanco en otra noche de gloria europea. 

Ante el PSG, en un partido en el que los focos estaban puestos sobre Kylian Mbappé, que se lució ante los madridistas como el que hace virguerías mientras mira buscando la atención de papá, Benzema y Modric dieron una lección de fútbol, clase y veteranía.

Benzema, que no tiene gol, que es peor que Morata, que no es ni delantero y vive empanado, se las arregló para lograr un hat-trick que convirtió al Bernabéu en una oda al éxtasis. Lleva 30 goles esta temporada, ha superado los 66 de Raúl en Europa y se ha colocado tercero en la lista de goleadores históricos del Madrid al superar a un tal Alfredo Di Stéfano. 

Modric, que llegó en su día para tapar vergüenzas y no era mejor que De las Cuevas, impartió, con 36 años, otro seminario que será de estudio obligatorio en las escuelas deportivas a no mucho tardar. 

Su recuperación en el segundo gol, la carrera y el pase a Vini fueron ya medio gol. Pero es que uno no se espera que, al abrirse el tiro de cámara, vuelva a aparecer el croata en el borde del área y sea él el que se invente otro pase imposible para que Benzema culmine. Está en todas partes y en todas está bien. 

Cuando Cristiano Ronaldo decidió marcharse de Interrail a buscar aventuras por Europa, se hablaba del desierto al que se enfrentaba el Madrid con su adiós. Pasados los años, parece que el duelo de vestimenta negra reglamentaria llegará cuando Benzema y Modric pongan fin a su carrera. 

"Cada día son mejores", dijo Ancelotti en rueda de prensa tras la fiesta europea. Lo son. Cuando el mundo aguardaba la noche de la coronación oficial de Mbappé, los reyes se aferraron fuerte al trono. Como siempre pasa. 

La crónica de Iñaki Cano

El Real Madrid ha remontado una eliminatoria que se les puso muy cuesta arriba después de una actuación histórica de Karim Benzema. Así es el club blanco: nunca se le puede dar por muerto
Mostrar comentarios

Códigos Descuento