El Atlético vuelve a respirar ganando a Osasuna con un Joao Félix brillante

Joao Félix, en el partido contra Osasuna.
Joao Félix, en el partido contra Osasuna.
EFE

Victoria balsámica para el Atlético de Madrid contra Osasuna, tres meses después de su último triunfo a domicilio. Los del Cholo sorprendieron desde temprano en ambas partes con goles de Joao Félix, Luis Suárez y Correa para recuperar las buenas sensaciones y empezar a salir de su crisis particular.

Solo hubo que esperar tres minutos para ver el primer tanto del encuentro, de un Joao Félix que demostró en El Sadar ser el jugador más diferencial de los colchoneros. El portugués aprovechó el error en la salida de un córner de Sergio Herrera y reventó el balón llovido de la nada al fondo de la meta navarra.

Un duro mazazo para los de Arrasate pero estos buscaron reponerse rápido. De hecho, estos pidieron penalti diez minutos después por un golpe de Vrsaljko en la cara de David García que el árbitro no consideró suficiente para sancionar. Este mismo disfrutó también de su ocasión rondando el ecuador de la primera parte para poner un empate que no llegaba.

A continuación, el partido el partido comenzó a romperse poco a poco, primero con una llegada de Llorente propicia para aumentar la distancia en el marcador y luego con la respuesta de Budimir que evitó sin complicaciones Oblak. El espigado delantero rojillo tuvo la mejor de los suyos en la primera parte con un remate de cabeza que se estrelló en el palo después de rebotar en Moncayola.

Terminó apretando Osasuna merodeando el área atlética y acechando, sobre todo, con una volea de Nacho Vidal que rechazó Oblak para mantener la ventaja de los suyos al descanso.

Tras la reanudación, con el cambio de Felipe por Giménez por las molestias del uruguayo, la tónica del partido no fue muy distinta, con los de Simeone buscando dominar y sentenciar el partido mientras que los rojillos seguían buscando para inquietar a sus rivales… pero así fue como se llevaron el segundo.

Apretaron de lo lindo los de Arrasate en el área rival y en solo dos toques, Joao habilitó en largo a Luis Suárez, que prácticamente desde el mitad del campo rival vio descolocado a Herrera y le pegó como pudo de zurda con un disparo desde lejísimos para hacer el 0-2 y dejar el partido prácticamente sentenciado.

A partir de ahí y con el duelo encarrilado, el siguiente objetivo del Atlético era volver a mantener la portería a cero para recuperar las buenas sensaciones en defensa, por lo que, en cierto modo, los focos recayeron en Oblak. El esloveno también cumplió con su parte con paradas importantes, como las dos a Kike García, que entró tras el segundo gol colchonero.

Los incesantes centros de Cote por la izquierda surgieron como la principal baza de Osasuna para recortar distancias y soñar con remontar, pero todo quedó en nada con el tercero rojiblanco antes del descuento. De nuevo al contragolpe, Correa, que entró en la segunda parte, recibió un balón largo y batió a Herrera pese a su salida a achicar.

Los colchoneros logran así volver a vencer fuera de casa y a enderezar el rumbo tras unas semanas muy agitadas, sobre todo en liga. Ahora falta por ver si los de Simeone logran que este sea un punto de inflexión real y mantener las buenas sensaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento