Así vivieron los jugadores del París Saint-Germain los atracos a las familias de Di María y Marquinhos

Ángel Di María, jugador del PSG
Ángel Di María, jugador del PSG
AFP7 vía Europa Press

El pasado domingo la plantilla del París Saint-Germain vivió una noche fatídica. Los actuales campeones de la Ligue 1 tropezaron en la liga en su persecución al liderato ante uno de los rivales más flojos del campeonato, y vieron cómo las familias de dos de sus jugadores sufrían sendos asaltos a sus casas mientras estos disputaban el encuentro contra el Nantes.

Pese a que el partido comenzaba bien con los de Pochettino adelantándose antes del descanso, en el vestuario ya se empezaba a sentir que algo estaba ocurriendo, y la preocupación era mayor por ello que por lo que estaba ocurriendo en el verde. Fue en el entretiempo cuando al club le llegan las noticias de que la familia de Ángel Di María estaba sufriendo un atraco en su casa, aunque no pudieron cerciorarse de ello hasta que comenzó la segunda mitad.

15 minutos después de la reanudación, comenzó a sentirse ese efecto de la incertidumbre en los jugadores con el gol del empate del Nantes. Poco después el director deportivo Leonardo, bajó del palco al banquillo para hablar con el entrenador y pedirle que retirase al centrocampista, al que se le vio llorando en el Parc des Princes, confirmando las sospechas de los jugadores de que algo no iba bien. No obstante, la directiva todavía no tenía todos los detalles de lo que había sucedido.

La retirada de Di María del campo solo hizo crecer el nerviosismo y las dudas entre los jugadores, que creían que la familia del argentino había sido secuestrada. Menos de diez minutos después de que dejase el campo, el Nantes se puso por delante.

Sin embargo, la situación no terminó siendo tan dramática como se pudo llegar a pensar, sospechando que la mujer y las hijas habían sido secuestradas en su domicilio. Su esposa Jorgelina, de hecho, no llegó a ver a los ladrones y se dio cuenta del robo cuando estos ya habían abandonado su casa. Pero por si esta situación no era suficiente, fue agravada por el trauma que le dejó un secuestro que vivieron en 2015 cuando vivían en Mánchester que, afortunadamente, no llegó a más.

El padre de Marquinhos fue agredido

Por el contrario, sí que fue más grave lo que ocurrió esa misma noche con la familia de Marquinhos. Los brasileños también fueron víctimas de un asalto a su domicilio en el que el padre del jugador fue agredido. En este caso, el PSG se enteró de los hechos cuando la situación ya estaba controlada, con la policía presente, que ha abierto ya una investigación para ambos casos presente en el domicilio.

Fue por eso, y para no generar aún más nerviosismo en el equipo, que el club decidió que su capitán permaneciese en el terreno de juego el resto del partido, intentando mantener una relativa normalidad

Mostrar comentarios

Códigos Descuento