Muere el exfutbolista y periodista Carlos Matallanas, símbolo de la lucha contra la ELA

El periodista Carlos Matallanas, en la redacción de 20minutos.
El periodista Carlos Matallanas, en la redacción de 20minutos.
JORGE PARÍS

Carlos Matallanas ha fallecido a los 39 años de edad. El periodista, analista y ex futbolista llevaba dos meses hospitalizado por unas complicaciones en su estado de salud relacionadas con la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que sufría desde 2013.

Precisamente desde el hospital tuvo que ver la publicación de su libro La vida es un juego. “Hoy sale mi libro… y yo llevo dos meses en el hospital”, escribía el periodista el pasado 18 de febrero. “Entre julio de 2019 y enero de 2020, escribí con paciencia infinita un libro. Es una idea que tenía desde el principio de la enfermedad, cuando todavía andaba y di algunos discursos aquí y allá”.

Una enfermedad con la que ha luchado durante años, dándolo todo. El propio Carlos Matallanas publicaba en su libro: “Según todas las estadísticas, ya debería estar muerto. Pero, no se sabe por qué, pertenezco a ese pequeño porcentaje de enfermos que salvan el match-ball y se aferran a seguir jugando el partido por encima de la supervivencia media. No me engaño: el marcador es abrumadoramente adverso. Y nadie ha logrado evitar la derrota”. Él, sin embargo, nunca bajó los brazos. Normal que al hablar de su obra dijese que había querido “crear un relato optimista sobre cómo la pasión le da sentido a este tinglado absurdo que llamamos vida”.

Todo un apasionado al deporte que se negó a apartarse de él cuando el ELA se convirtió en un indeseable compañero de viaje. Se recicló y se pasó al bando del periodismo. Dejó el fútbol y los estudios para entrenador, y en 2014 inició un blog en El Confidencial. En “Mi batalla contra el ELA” escribía sobre su batalla contra la enfermedad y concienciaba sobre ella. Un trabajo por el que se convirtió en todo un ejemplo e inspiración para muchos futbolistas, que se volcaron con él y con su situación, destacando un Fernando Torres muy próximo a él.

Su trabajo lo hacía de una forma muy particular. En 2016 se quedó tetrapléjico y se comunicaba a través de un ordenador con el que daba forma a todas sus ideas, así como con la inestimable ayuda de su hermano Javier. Una claro ejemplo de no rendirse. Pese a haber perdido incluso el habla, Matallanas actualizaba su blog en el diario As titulado “Silencio, se juega” y seguía involucrado en el mundo del deporte.

Fue un año más tarde, en 2017, cuando Carlos volvió a acercarse más que nunca al fútbol. Mere Hermoso, su ex entrenador en el Racing Portuense, solicitó su ayuda en lo que se refería al análisis táctico del Cádiz B y ambos fueron de la mano al CF Fuenlabrada de Segunda B una temporada más tarde. En 2020 fichó por la Agrupación Deportiva Alcorcón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento