Catar cede ante las presiones de las jugadoras y permitirá el bikini en su torneo de voley playa

Isla Cristina pone el sábado el punto y final al circuito provincial de Voley playa de Diputación
Imagen de archivo de un torneo de voley playa
DIPUTACIÓN DE HUELVA

Importante paso adelante en los derechos de la mujer en Catar, después de que la Federación Internacional de Voley Playa haya confirmado el pasado martes que las jugadoras podrán vestir los bikinis habituales para sus partidos, después de las presiones y críticas que recibió el país ante su intención de que las mujeres fueran más tapadas.

El anuncio de la pareja alemana formada por Karla Borger y Julia Sude de que no competirían ante estas restricciones en la vestimenta ha servido como catalizador para que Doha ceda para su torneo el próximo mes de marzo, según recoge AFP. Lo mismo terminó ocurriendo en 2019 cuando el país árabe albergó los Juegos Mundiales de playa donde las jugadoras podían ir en bañador.

La Federación Cararí de Vóley confirmó a la FIVB que no habrá prohibiciones sobre la vestimenta de las jugadoras, algo que hasta entonces había provocado todo tipo de críticas por ir en contra de las libertades de la mujer. "Tras las conversaciones, la QVA confirmó el 23 de febrero que no hay restricciones para las jugadoras, si desean llevar la ropa habitual en la competición de Catar", explicó la FIVB.

El artículo 10 del reglamento señalaba que las mujeres tendrían que utilizar una "camiseta con mangas cortas sobre el top femenino oficial del torneo y un pantalón hasta la rodilla", tanto en los entrenamientos como en los partidos. Todo ello, "con el objetivo de respetar la cultura y la tradición local", aunque siempre indicando "con el apoyo total de las deportistas".

La denuncia de las alemanas

Tanto Borger como Sude defendieron su derecho a vestir como deseasen con su renuncia, aunque ahora se espera que ambas reculen. La primera explicó que no tiene problemas en "adaptarse a un país", pero el calor de Catar, donde las temperaturas rondarán los 30 grados, hace necesario llevar bikini. Por su parte, Sude recordó la mencionada excepción realizada en la competición de 2019.

"Vamos allí para hacer nuestro trabajo, pero se nos impide usar nuestra ropa de trabajo. Este es realmente el único país y el único torneo en el que un gobierno nos dice cómo hacer nuestro trabajo", explicó Borger en Deutschlandfunk.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento