Sigue el show de Gareth Bale en el banquillo: usa 'prismáticos' para ver cómo el Real Madrid no le necesita

Gareth Bale, en el banquillo
Gareth Bale, en el banquillo
EFE

Gareth Bale volvió a ser suplente, una vez más, en el Granada - Real Madrid, pero eso no le ha restado ni un ápice de sentido del humor.

El galés se sentó en la grada del Nuevo Los Cármenes a ver el recital de sus compañeros ante el conjunto nazarí, y para verlo mejor cogió unos 'prismáticos'. O al menos eso hizo con sus manos, en una foto muy comentada en las redes sociales cuando empezó a circular.

No es la primera vez que Bale bromea siendo suplente. Al menos se toma con una sonrisa que Zidane cuente con él como un suplente de lujo, ya que Vinícius le ha ganado la partida en el orden de prioridades para el técnico. 

Hasta el encuentro del Granada, Bale sólo ha jugado en dos encuentros y desde el banco. Los otros seis los ha visto en la grada sin pisar el césped. En el último, ante el Alavés, se tapaba los ojos con la mascarilla provocando las risas de sus compañeros, algo que por algunos ha sido visto como una falta de respeto... y otros como una simple broma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento