Nizzolo le gana el pulso a Ackermann en la París-Niza y Schachmann sigue líder

El ciclista italiano Giacomo Nizzolo (NTT Pro Cycling) ha ganado este lunes la segunda etapa de la París-Niza, disputada entre Chevreuse y Chalette-sur-Loing sobre 166,5 kilómetros, en un esprint en el que le ganó el pulso a Pascal Ackermann (BORA-hansgrohe), mientras que el compañero de éste Maximilian Schachmann sigue líder.
Giacomo Nizzolo gana al sprint en la París-Niza
Giacomo Nizzolo gana al sprint en la París-Niza
ASO / FABIEN BOUKLA

En una jornada de lluvia, viento y al final sol, ganó Nizzolo al alemán Pascal Ackermann, que se sentó antes de tiempo, y al belga Jasper Stuyven (Trek-Segafredo), con 18 segundos sobre el segundo grupo en entrar a la despoblada meta, por la prohibición de que haya público en los últimos 300 metros debido a la propagación del coronavirus.

La velocidad punta alcanzada en la lucha final hizo que sólo seis de los doce ciclistas que llegaron en cabeza al tramo final pudieran luchar realmente por el triunfo. Nils Politt (Israel Start-Up Nation) y Sergio Higuita (EF Pro Cycling) completaron el 'Top 5'.

Entre esa docena de ciclistas también estaban el vigente campeón del mundo, el danés Mads Pedersen (Trek Segafredo), y su compañero Vincenzo Nibali, así como el líder y maillot amarillo de la carrera, el alemán Maximilian Schachmann (BORA-hansgrohe).

Ahora, el líder cuenta con 15 segundos de margen sobre Nizzolo en la general provisional, si bien su máximo rival sería el colombiano Sergio Higuita, a 23 segundos, o un Nibali que está a tan sólo 28 segundos.

Tanto Nairo Quintana (Arkea-Samsic) como Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) perdieron 1:25 en esta etapa. El colombiano se vio involucrado en una caída de varios corredores y siguió con la bicicleta de su hermano Dayer.

Por su parte, el francés pinchó en mal momento poco antes de la caída del colombiano. Ambos se juntaron en un 'grupeto' y lucharon por reengancharse a la carrera pero no pudieron, llegando a ceder casi minuto y medio cuando en la cabeza de carrera peleaban ya por la victoria de etapa.

Fue una jornada movida, con inclemencias climáticas que hicieron más épica la ruta hacia Chalette-sur-Loing. A falta de 30 kilómetros se rompió el pelotón en un abanico y de ahí al final hubo cortes que hicieron que se entrara a meta en pequeños grupos, pensando ya el pelotón en la tercera etapa de este martes, entre Chalette-sur-Loing y La Chatre sobre 212,5 kilómetros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento